El Abuso sexual infantil: síntomas, evaluación y tratamiento de esta triste realidad  

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Según estadísticas obtenidas de diversos países industrializados, el porcentaje de hombres que sufrieron abuso en su infancia oscila entre 5 y 10% de la población masculina, mientras que el porcentaje de mujeres podría rondar el 20%.

Estas cifras, aunque no son oficiales, significarían la dramática estadística de hasta más de mil millones de personas que han sufrido de abuso sexual durante su infancia a nivel mundial. Algo que, sin lugar a dudas, no puede pasar desapercibido.

Parece ilógico que, siendo un problema tan común, la mayoría de la población sepa tan poco sobre cómo abordar a una persona víctima de abuso sexual. Es por esto que te mostramos una breve guía para comprender mejor cómo gestionar estos casos.

El abuso sexual infantil como fenómeno

Muchos hemos escuchado la palabra “Fenómeno” en muchos aspectos. Por ejemplo: Ya seas fanático o no, es muy probable que conozcas a Michael Jackson sin importar el punto del planeta en el que te encuentres. Por ello se dice que el cantante pop es un fenómeno de la música: porque toda la industria se vio directa o indirectamente afectada por él.

De la misma forma, podemos deducir que el abuso sexual infantil es un fenómeno mundial, pues las dramáticas cifras que mostramos al inicio dejan a muy pocas personas ilesas ante esta problemática.

Este tipo de abuso engloba actividades como el toqueteo, penetración, mostrar material sexual al niño o cualquier interacción sexual entre un adulto y un infante, aunque también se considera abuso cuando el perpetuador es un adolescente o alguien con una diferencia de cinco años o más, o con alguna otra característica (como el tamaño o nivel de desarrollo) que impida a la víctima dar un consentimiento informado.

Algunas de las consecuencias documentadas en víctimas de abuso sexual infantil son:

    • Desapego emocional
    • Dificultad para establecer relaciones de pareja
    • Tendencia a “esconder” los sentimientos
    • Desarrollo de conductas hipersexuales desde tempranas etapas del desarrollo
    • Menor competencia social
    • Depresión y conductas suicidas
    • Disfunciones sexuales

Estos elementos podrían verse exteriorizados en mayor o menor medida, dependiendo de factores como la personalidad de la víctima y su relación con el agresor, la reacción de la familia ante la revelación del abuso y la gravedad del evento.

Modelo Traumatogénico de Finkelhor

Se trata de un modelo que actualmente se utiliza para definir las fases por las que un niño pasa después de sufrir un abuso sexual. Son las siguientes 4 fases:

    1. Sexuación traumática
    2. Estigmatización
    3. Pérdida de confianza
    4. Sentimientos de Indefensión

¿Cómo saber si el abuso sexual infantil sucedió o no?

Un hecho frecuente cuando el niño realiza la alegación del abuso es que se considere como una verdad universal o que, al contrario, algunos tengan dudas con respecto a su palabra. Es por esto que existen factores clave a la hora de determinar la veracidad de un abuso sexual.

Un error común es desprestigiar las declaraciones de un niño que decide retractarse (fenómeno de disimulación). Estudios de los expertos Bradley y Wood revelaron que el porcentaje de infantes que se retracta de sus declaraciones es menor al 5%. 

Esto indica una clara tendencia a mantenerse firme con respecto a su posición. Sin embargo, esto no es razón suficiente para pensar que un niño que se retracte está necesariamente mintiendo. Al contrario, sólo es indicativo de que es necesario influenciar al infante para que confiese el abuso.

Así mismo, los profesionales de la salud mental han desarrollado algunos instrumentos pertinentes de evaluación a la hora de atender el abuso sexual infantil. Es importante que:

    • El entrevistador inspire confianza al paciente
    • Haya un ambiente agradable y cómodo
    • Se Utilicen estrategias específicas para abordar al niño

Evaluar la veracidad del abuso sexual

Con el fin de distinguir si las declaraciones son ciertas o no, existen instrumentos profesionales como el análisis de la validez de la declaración y la evaluación del contenido basada en criterios.

Estas técnicas se enfocan en abordar al paciente de la manera más adecuada, permitiendo comparar los resultados con otros datos referenciales, y así determinar el procedimiento de actuación definitivo.

Evaluación psicológica

Además, es importante evaluar el estado en el que se encuentra el niño, para esto se pueden utilizar recursos como:

    • Lista de comportamiento infantil
    • Lista de problemas de comportamiento revisada
    • Autoinforme para jóvenes
    • Inventario sobre la conducta sexual de los niños

Tratamiento para niños víctimas de abuso sexual infantil

En la mayoría de ocasiones será necesario abordar las secuelas de esta experiencia traumática. Lo primero es evitar revictimizar obligándolo a declarar en repetidas ocasiones, pues esto sólo podría aumentar la sensación de vergüenza.

Cuanto menos entrevistadores tenga la víctima, mayor será la probabilidad de éxito de la terapia. De esta forma, la intervención se basa en los siguientes ejes fundamentales:

Habilidades de afrontamiento

En las primeras etapas de terapia, se entrena las habilidades de la víctima para soportar el proceso completo de terapia. Hablar de afrontamiento engloba tres aspectos:

    • Expresión emocional
    • Afrontamiento cognitivo
    • Habilidades de relajación

Exposición gradual

En esta etapa se expone de forma paulatina a la víctima ante pensamientos, recuerdos y sensaciones que evoquen lo sucedido, conversando sobre el hecho hasta que el niño no muestre señales de estrés emocional mientras habla al respecto.

Una vez se muestren signos de mejoría, pueden aparecer recaídas (el niño vuelva a mostrar señales de estrés emocional o ansiedad). Ante esta situación, es poco apropiado suspender las sesiones pues podría resultar perjudicial al deshacer la evolución conseguida durante el proceso terapéutico.

Educación sobre abuso, sexualidad y seguridad

Es relevante facilitar información primordial sobre estos temas durante la terapia, a fin de concretar el conocimiento del niño sobre temas tan fundamentales como la protección personal, la privacidad y la capacidad de decir que no cuando así lo deseen.

Intervención con los padres

Una parte fundamental de la estrategia terapéutica para niños abusados sexualmente es involucrar a los padres de forma activa en su recuperación, a través de sesiones de orientación que los ayuden a lidiar con posibles comportamientos que pueda tener el niño fruto de la experiencia traumática de abuso sexual.

Terapia Cognitivo Conductual focalizada en el trauma de Deblinger

Se trata del modelo terapéutico que mayor validez tiene para tratar el abuso sexual infantil.

No es exclusiva para el maltrato, sino que se puede utilizar para aquellas personas que han sufrido algún tipo de experiencia traumática.

Se focaliza en el significado de los recuerdos, las cogniciones distorsionadas y las atribuciones negativas.

Primero se trabajan las habilidades regulatorias y posteriormente la exposición. Los pasos de la TCC focalizada en el trauma son:

    1. Psicoeducación
    2. Tratamiento parental
    3. Relajación
    4. Modulación Afectiva
    5. Afrontamiento Cognitivo
    6. Narrativa del trauma
    7. Desensibilización Sistemática de los recordatorios
    8. Sesiones conjuntas entre los padres y los hijos
    9. Aumento de la seguridad y desarrollo futuro

Otras invervenciones para tratar el abuso sexual infantil

    • EMDR: es la más corta y eficiente en niños
    • Terapia de Procesamiento Cognitivo: se trabaja la exposición escrita y la reestructuración cognitiva
    • “En Busca de la seguridad”: en caso de Trastorno de Estrés Postraumático donde se dé además un consumo de sustancias.

Es responsabilidad de todos

Mientras se siga pretendiendo que no sucede nada, el problema ocurrirá con mayor frecuencia. Es por ello que siempre debemos estar informados en lo que respecta a situaciones que comprometan la salud mental.

Si quieres conocer más sobre psicología clínica te invitamos a indagar más en nuestro contenido. Contamos con una gran variedad de temas que seguro te servirán, ya sea que lo utilices para estudiar o simplemente como información general. ¡Te aseguramos que no quedarás indiferente!

 

Bibliografía

Caballo, V.E. (2012). Manual de psicología clínica infantil y adolescente, trastornos generales (vol 1.). Editorial: Pirámide.
Comeche Moreno, M.I.; Vallejo Pareja; M.A. (2012) Manual de terapia de conducta en la infancia. Madrid: Editorial Dykinson.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Recursos de Interés

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

Artículos Recomendados

Últimos Artículos