Espacio dedicado a la atención y asistencia psicológica de niños/as y adolescentes durante la etapa evolutiva de la infancia y la adolescencia

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

La Terapia Infantil es el espacio dedicado a la atención y asistencia psicológica de niños/as y adolescentes durante la etapa evolutiva de la infancia y la adolescencia, período que ocupa hasta los 18 años aproximadamente.

Algunos de los beneficios de la Terapia Infantil para el niño o la niña son los siguientes:

  • Disminuir los conflictos en casa y escuela.
  • Conseguir el bienestar en todos los círculos del pequeño o pequeña.
  • Potenciar el desarrollo emocional y personal.
  • Adquirir estrategias para solucionar sus problemas.

Así mismo, cabe destacar aquellos beneficios que acudir a Terapia Infantil tiene para la familia:

  • Entender mejor el funcionamiento de tu hijo o hija.
  • Adquirir pautas educativas para un mejor gobierno familiar.
  • Recuperar la tranquilidad en casa.
  • Mejorar las relaciones dentro del núcleo familiar.

Uno de los centros especializados en Terapia Infantil donde cuentan con psicólogo infantil en Barcelona, y que des de Orientación Psicológica recomendamos es el NeurosCenter. En sus consultas, algunos de los trastornos y problemas más frecuentes con los que se encuentran son los Trastornos de Conducta, los Trastornos de Apego, la Ansiedad infantil, la Psicología Perinatal, los Trastornos de la Alimentación, los Trastornos del Sueño, los Trastornos de Regulación Emocional, los Trastornos de Aprendizaje, el TDAH, la Adicción a las pantallas y la Depresión infantil.

¿Cuándo llevar a un niño al psicólogo?

Como padres y madres nos encontramos a menudo con dificultades en la gestión de conflictos domésticos y educativos de nuestros hijos e hijas. En este sentido, acudir al psicólogo es adecuado, por un lado, ante la presencia de trastornos mentales en la infancia y adolescencia, tales como el TDAH, el Trastorno del Espectro Autista, los Trastornos de Conducta y los Trastornos de Aprendizaje, para citar algunos de los más frecuentes y, por otro lado, ante cualquier duda o problema relacionado con la educación y la salud mental de nuestros hijos e hijas que, aunque éstos no nos parezca que tengan una gran dimensión en un primer momento, sí puede ser un paso más para ayudar a mejorar su salud emocional.

Debemos recordar, además, que en muchas ocasiones la terapia infantil es incluso más eficaz que la psicoterapia en adultos y más si ésta se inicia de forma precoz y temprana.

¿Cuáles son las funciones de un psicólogo infantil?

  • Evaluación psicológica específica de los problemas que aparecen durante la infancia y la adolescencia: en este sentido, el psicólogo infantil utiliza instrumentos psicométricos ajustados a la edad del niño o niña para amentar la validez de su evaluación y, así, conseguir un diagnóstico más fiable.
  • Terapia individual y grupal: además de la terapia individual, el psicólogo infantil utiliza la terapia grupal en muchos casos como método complementario. Durante la infancia y la adolescencia una de las fuentes de reforzamiento es el grupo de iguales, por lo que disponer de un grupo de tratamiento con otros niños o adolescentes puede ayudarles a sentirse reflejados, entendidos y aumentar así la utilidad de la terapia.
  • Orientación educativa: esta función está más enfocada al trabajo con los padres. A partir de un contacto coordinado y cooperativo con los padres el psicólogo infantil trata de dar pautas educativas según los conflictos presentes en el hogar.

¿Qué hacer cuando un niño no quiere ir al psicólogo?

El modo de preparación para informar al niño o adolescente de la posibilidad de ir al psicólogo varía según la edad:

  • Hasta los 3 años, no es necesaria una explicación previa a la visita y, si los padres consideran adecuado informarle con anterioridad, se recomienda que la información que se le proporciona sea puramente descriptiva.
  • De los 3 a los 6 años, se recomienda informar al niño/a con inmediatez a la visita y ceñirse a las preguntas del niño, para, de esta forma, no aumentar la ansiedad que le pueda generar.
  • De los 6 a los 12 años es adecuado informar de la visita con el psicólogo varios días antes ,dando información explícita y estimulando preguntas.
  • En los adolescentes, la decisión de ir al psicólogo puede depender en mayor medida del propio adolescente, por lo que en estos casos será importante y necesaria su motivación. En este sentido, estudios demuestran que sólo un 5-10% de los adolescentes que necesitan ayuda la piden.

Des de Orientación Psicológica os recomendamos que pidáis ayuda y acudáis a profesionales expertos en Terapia Infantil si deseáis mejorar la salud mental y emocional de vuestros hijos e hijas. Estamos a vuestra disposición.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Recomendados

Últimos Artículos