Artículo realizado por el equipo de profesionales de www.buffyourbrain.com.

Vamos a realizar el inicio del artículo contextualizando qué es el TDAH.

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactvidad (TDAH en adelante) es un trastorno del neurodesarrollo, la detección y el diagnóstico del cual se acostumbra a hacer antes de los 12 años 
de edad. Aun así, en casos aislados y con mucha frecuencia de conductas disruptivas, se podría llegar a diagnosticar antes. Sus principales consecuencias aparecen sobretodo durante la etapa de educación infantil, donde su prevalencia es del 5%, pero también está presente en adultos con una prevalencia del 2,5%.

Concretamente, el TDAH se caracteriza por un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo del individuo. Consecuentemente, el TDAH tiene efectos evidentes en la vida diaria de aquellos que lo padecen, dificultándoles la organización de tareas, el prestar y mantener la atención, el controlar la impulsividad en el momento de hablar y/o actuar, entre otros. Además, estas afectaciones interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

¿Cómo nos podrían ayudar los videojuegos a trabajar y mejorar aspectos como la inatención, la hiperactividad, la impulsividad y la desregulación emocional en niños/niñas con TDAH?

Los videojuegos nos pueden ofrecer una estimulación balanceada, ya que podemos encontrar videojuegos rápidos y frenéticos pero también secuenciados y pausados. Por lo tanto, encontrar el equilibrio que nos ofrecen estas plataformas sería la clave para poder trabajar y mejorar elementos como la inatención, la hiperactividad, la impulsividad y la desregulación emocional en niños/niñas con TDAH.

Por una parte, con el objetivo de llegar a trabajar los procesos atencionales y el grado de concentración del niño/niña, buenas opciones de videojuegos podrían incluir aquellos donde se requiera del mantenimiento sostenido de la atención durante un tiempo estipulado. Aun así, conceptos como la compartimentación de las tareas a realizar sería un aspecto positivo para evitar la pérdida inmediata de  interés. En este sentido, si el videojuego incluye la consecución progresiva de logros y los personajes experimentan una progresión constante, podremos elicitar con más facilidad el trabajo y control de estos procesos cognitivos básicos.

Por otro lado, conseguir un mayor autocontrol sería otra de las finalidades principales, fundamentalmente porque como bien hemos comentado anteriormente, suele existir un patrón elevado de impulsividad que conviene gestionar. En consecuencia, juegos que no requieran de bajos tiempos de reacción a la hora de elegir y/o actuar podrían propiciar un incremento en el grado de reflexión previa a la acción y, por consiguiente, una disminución de las conductas impulsivas. De este modo, un buen nivel de autocontrol propiciaría un mejor criterio a la hora de tomar decisiones.

Asimismo, hay veces que algunos/algunas niños/niñas con TDAH pueden llegar a recibir broncas, críticas, o comentarios negativos por parte de padres, amigos y/o profesores porque no hacen “bien” ciertas cosas. Por esta razón, su autoconcepto puede verse claramente afectado hasta el punto de sentir que no son capaces de afrontar, con garantías, situaciones rutinarias y/o problemas determinados. En  correspondencia, si el videojuego les permitiera escoger su avatar y atribuirle sus propias características físicas y de personalidad, esto potenciaría un autoconcepto positivo directamente relacionado con la consecución de logros dentro del juego. De este modo, podrían llegar a sentir que siendo ellos/ellas mismos/mismas en un mundo virtual, podrían llegar a hacer las cosas bien y sentirían que són capaces de progresar adecuadamente. En último término, mediante un feedback positivo en la consecución de objetivos y un feedback constructivo en el fracaso, estarían incrementando su motivación intrínseca y/o extrínseca hacia la acción y la resolución de problemas.

¿Qué nos dice la ciencia al respecto?

Varios estudios científicos han demostrado que es posible reducir síntomas directamente relacionados con el TDAH a través de los videojuegos. Por ejemplo, en un estudio realizado conjuntamente entre la Universidad de Barcelona y la Universidad de Nottingham y conducido por García-Baos et al. (2019), se ha observado que el uso de un videojuego controlado a través de un rastreador ocular permite la reducción de los síntomas en niños/niñas afectados/as por TDAH. En concreto, los resultados muestran una mejora en las puntuaciones post-test en impulsividad, tiempo de reacción y control de la fijación ocular. De esta manera, el estudio concluye que un entrenamiento en el sistema oculomotor mejora el comportamiento y estimula positivamente el sistema atencional.

Otro estudio que merece ser mencionado es el llevado a cabo por Kollins et al. (2020) a través de diferentes universidades e institutos de investigación de los Estados Unidos, como por ejemplo Akili Interactive Labs, Inc. En este caso, mediante el AKL-T01 (una terapia digital, mediante un videojuego, que ha sido evaluada como un tratamiento potencial para niños/niñas con diagnóstico de TDAH) se ha logrado incidir en la atención y en el control cognitivo, aspectos significativamente afectados en dicha patología. Por lo tanto, este estudio hace evidente que el AKL-T01 podría llegar a ser usado para mejorar, de manera objetiva, la inatención en pacientes con TDAH. Es más, aunque desde Akili apuestan por seguir investigando sobre ello, ya auguran que será el primer tratamiento para esta patología basado en un videojuego y que podrá ser prescrito por los propios médicos.

Evidentemente, queda aún mucho camino por recorrer, pero confiamos plenamente en esta herramienta como un futuro soporte en el tratamiento de este trastorno del neurodesarrollo.

Si queréis saber más sobre su labor podéis consultar su twitter y su instagram.

Referencias bibliográficas

American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: Author.

García-Baos, A., D’Amelio, T., Oliveira, I., Collins, P., Echevarria, C., Zapata, L. P., Liddle, E., & Supèr,

H. (2019). Novel Interactive Eye-Tracking Game for Training Attention in Children With Amenttion-Deficit/Hyperactivity Disorder. The primary care companion for CNS disorders, 21(4). hmps://doi.org/10.4088/PCC.19m02428.

Kollins, S. H., DeLoss, D. J., Cañadas, E., Lutz, J., Findling, R. L., Keefe, R. S. E., Epstein, J. N.,  Cutler, A. J., & Faraone, S. V. (2020). A novel digital intervention for actively reducing severity of paediatric ADHD (STARS-ADHD): a randomised controlled trial. The Lancet Digital Health, 2(4), e168-e178. hmps://doi.org/10.1016/S2589-7500(20)30017-0.

Saponi, M. S., Antequera, J. G, y Domínguez, F. I. R. (2011). La relación de los videojuegos en el tratamiento del TDAH. Universidad de Extremadura.

Últimos Artículos Mundo de la Psicología

social-phobia-4205700_1920
night-4999290_1920
hands-1373363_1920
infancia
rocky-coast-5092150_1920
xbox-1602822_1920
anger-2728271_1920
ayuda psicológica asperger
Pesadillas