Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Situaciones en las que los tics aumentan o disminuyen

Los tics son frecuentes en la infancia, concretamente el comienzo suele ser entre los 4 y los 6 años. En la mayoría de los casos los tics son transitorios, es decir, desaparecen.

Son más frecuentes en el sexo masculino.

Los tics, como la mayoría de trastornos, pueden tener diferentes niveles de gravedad, de leve, a moderada y severa. En este sentido, es muy importante tener en cuenta su implicación social, es decir, como les afecta en su vida cotidiana. Pues bien, muchas personas con tics de gravedad leve a moderada no presentan malestar ni deterioro en el funcionamiento e incluso la mayoría no se dan cuenta de sus tics.

Los tics se presentan más en algunas ocasiones y, en otras, estos desaparecen. Es normal. Eso es debido a que los tics empeoran con la ansiedad, la emoción y el cansancio. También lo hacen ante acontecimientos que les resultan estresantes o muy emocionantes. Por el contrario, los tics mejoran cuando el niño está realizando actividades tranquilas y con un propósito, desapareciendo totalmente mientras duerme.

¿Sabríamos identificar, entonces, cuándo es más probable que aparezcan y cuándo es más probable que disminuyan? Conocer estas distintas situaciones nos ayudará a tratar la experiencia de los tics.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE MUNDO PSICOLOGÍA