Consecuencias del divorcio en los hijos y cómo proceder con ellos.

Raúl Carrera Fernández - Doctoralia.es
Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

El divorcio es una situación muy compleja para las parejas, pero, sin duda alguna, resulta todavía mucho más traumatizante para los hijos. Y en los últimos años, las estadísticas de personas divorciándose no dejan de ir en aumento.

Por esa razón, debemos contar con profesionales especializados en el tema, que nos sepan indicar como proceder en estos casos, y para ello necesitamos un abogado especialista en divorcio, el cual nos ayuda a proceder con nuestro hijo y cómo actuar al respecto.

Se tiene el conocimiento de que los niños que viven situaciones difíciles con los padres, como el divorcio, tienden a desarrollar problemas de actitud, de conducta y en términos generales en su personalidad.

Sin embargo, no en todos los casos de divorcios los niños corren con esta mala suerte si se toman las medidas preventivas necesarias. Claramente, una situación de divorcio es algo muy difícil para los niños, y es precisamente por ese motivo que debemos llevar el proceso de la manera más tranquila y pausada posible, teniendo siempre en mente la salud emocional de todos los implicados y, en mayor medida, la de los niños.

CONTACTA CON NOSOTROS
Y SOLICITA TU TERAPIA ONLINE O PRESENCIAL

Consecuencias que podrían afectar

No solo en los adultos el divorcio es un tema estresante, sino que para los niños también, ya sea por lo que conlleva o porque nosotros mismos se lo transmitimos de manera inconsciente a nuestros hijos. También cabe destacar que, ellos, al ser niños, no siempre saben expresar apropiadamente sus emociones (debemos tener en cuenta que incluso nosotros como adultos muchas veces no sabemos cómo hacerlo).

Los niños pasarán por algo parecido como lo que experimentamos en la etapa del duelo, como podría ser el enojo, la tristeza y la negación, entre diversos factores más. Otro factor que podrá afectar en gran medida, es que ellos bajen su rendimiento académico, desarrollando una mayor dificultad en prestar atención en clase, así como tendrán una mayor dificultad en realizar actividades sociales.

Por lo que, si la situación del divorcio se mantiene por un tiempo prolongado, estas actitudes podrían empeorar cada vez más, como podría ser el mal trato que se llevan los padres, el niño al vivir todo esto, lo único que obtendrá será repercusiones fatales para el futuro.

¿Cómo deben proceder los padres?

Lo primero que debemos saber es que los niños tienen el derecho y la necesidad de informarse de lo que sucede en todo momento. Se les debe dar una explicación clara de lo que está ocurriendo y la situación actual, sin importar la edad que tenga. En el caso de que sean muy pequeños, se les puede hacer saber mediante cuentos infantiles que nos ayuden explicar la situación.

Lo más idóneo es un apoyo mutuo de los padres para darle a entender al niño lo que está pasando sin entrar en conflicto. Así como evitar a toda costa hablar mal del cónyuge delante del niño.

Y para culminar, en el caso más extremo, en el que los padres no se sientan en la capacidad de realizar esto, deben optar por un mediador, si bien este puede ayudarle a ellos en sus trámites para que estos no se tengan que ver, también puede auxiliarlos en las situaciones que se presenten con los niños sin tener que dificultar aún más las cosas.

CONTACTA CON NOSOTROS
Y SOLICITA TU TERAPIA ONLINE O PRESENCIAL
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Artículos Recomendados

Últimos Artículos