Si vuestro hijo se hace sus necesidades en momentos inapropiados, no sólo es incómodo para vosotros, sino también para él. Ayudarlo, SIN castigarlo, es primordial, porque se trata de un aprendizaje aun no alcanzado y, como siempre hemos dicho, a nadie le gusta aprender a “a base de palos”.

Los hitos del desarrollo se acaban alcanzando. , se acaban alcanzando.

¿QUÉ ES LA ENCOPRESIS?

La encopresis es un trastorno, más afectado en varones, que se relaciona con la incapacidad para hacer sus necesidades en lugares apropiados, y debido a varias causas, aguantan sus heces hasta que finalmente no pueden aguantar más y entonces hacen sus deposiciones encima o en un lugar inapropiado. 

Como supongo que habréis leído, hacerse caca encima puede ser una acción voluntaria o involuntaria, aunque de forma intencional es menos frecuente. Aun así, es importante que le preguntéis a vuestro hijo si lo hace de forma intencional o no, para descartar que no se dé una conducta oposicionista añadida a este problema.

Si las deposiciones se las hace encima, en la mayoría de las ocasiones es porque ya no aguanta más. Nos explicamos. La mayoría de las veces vuestro hijo tiene ganas de ir al baño, porque sabe que tiene que hacer sus necesidades allí, pero si no va es porque quizás tiene ansiedad de ir a él, o bien porque está realizando una actividad en ese mismo momento y esa situación le provoca una inquietud que no sabe cómo gestionar. Vuestro hijo aguanta, aguanta y aguanta, hasta que ya no puede más.

Como hemos dicho, las ganas de ir al baño aparecen por la mañana pero lo va posponiendo, hasta que finalmente por la tarde empiezan esas primeras emisiones.

A. Excreción repetida de heces en lugares inapropiados (p. ej., en la ropa, en el suelo), ya sea involuntaria o voluntaria.

B. Al menos uno de estos episodios se produce cada mes durante un mínimo de tres meses.

C. La edad cronológica es de por lo menos 4 años (o un grado de desarrollo equivalente).

D. El comportamiento no se puede atribuir a los efectos fisiológico de una sustancia (p. ej., laxantes) u otra afección médica excepto por un mecanismo relacionado con el estreñimiento.

Especificar si:

Con estreñimiento e incontinencia por desbordamiento: Existen pruebas de la presencia de estreñimiento en la exploración física o la historia clínica.

Sin estreñimiento e incontinencia por desbordamiento: No existen pruebas de la presencia de estreñimiento en la exploración física o la historia clínica.

¿CÓMO SE EVALÚA LA ENCOPRESIS?

Para aseguraros que han hecho bien el diagnóstico de encopresis a vuestro hijo, os planteamos una serie de preguntas que esperamos que podáis responder afirmativamente:

  • ¿Os han recomendado hacer un examen pediátrico para descartar causas orgánicas?
  • ¿Han utilizado como métodos una entrevista y la observación?
  • ¿Han hecho preguntas relacionadas con?:
    • La frecuencia de las deposiciones
    • Cuándo empezó el problema
    • Si se conoce si hay causas físicas o médicas que puedan explicar los problemas de incontinencia
    • La edad de vuestro hijo o hija
    • Si se ha derivado alguna problemática de la incontinencia
    • El lugar donde ha hecho las deposiciones
    • La aparición de dolor al realizar las deposiciones

Además del exámen físico, también nos puede ayudar las imágenes del tubo digestivo.

Existen diferentes métodos para evaluar la encopresis.

Se pueden utilizar entrevistas estructuradas, como por ejemplo:

  • Entrevista diagnóstica Estructurada para niños – DISC
  • Entrevista de Evaluación psiquiátrica para Niños y Adolescentes – CAPA
  • Entrevista Diagnóstica para Niños y Adolescentes – DICA

Los registros de observación son útiles para recoger todo aquello que podamos detectar de dicha alteración. Además, este registro nos permite evaluar la evolución de los síntomas con el tratamiento, así como los resultados que vamos obteniendo.

Los autoinformes, aunque no exista ninguno validado que permita hacer el diagnóstico expícitamente, nos ayudan a delimitar el problema, algunos de ellos son:

  • Escala de Heces de Briston
  • Cuestionario de Encopresis (versión cribado)

Para realizar una buena evaluación será importante conocer el desarrollo normal y evolutivo y en qué etapa del desarrollo se encuentra en este momento.

La presencia del cuidador principal también ayudará a disminuir la vergüenza y reactividad que pueda presentar en la sesión.

También recomendamos explicar qué subtipo de encopresis es y el motivo de ella, además de qué propuestas de intervención se han mostrado más eficaces.

¿CÓMO SE TRATA LA ENCOPRESIS?

El tratamiento psicológico más utilizado es aquél en el que se refuerzan todas aquellas conductas que favorezcan el hábito de defecar en un lugar apropiado.

 

Se recomienda también acompañarlo de un tratamiento y seguimiento médico mediante el uso de enemas, laxantes, consejos dietéticos, etc.

 

El primer acercamiento es el médico, donde se realizará una revisión médica para descartar causas orgánicas y finalmente le recomendará el uso de enemas, laxantes, o la visita de algún nutricionista para seguir una dieta.