RECOMENDACIONES

Es importante evaluar el insomnio a partir de un conjunto de preguntas que pueden ayudar a orientar el diagnóstico hacia una u otra dirección:

  • ¿Tiene usted dificultad para dormir por la noche?
  • Una vez que decide dormirse, ¿tarda más de media hora en conseguirlo?. ¿Tarda más de 2 horas?
  • ¿Se despierta durante la noche y permanece despierto más de media hora sin desearlo, o de una hora en total?
  • ¿Se despierta antes de haber dormido 6 horas?
  • ¿Se despierta más de 2 horas antes de lo que deseaba?
  • ¿Se siente usted cansado al despertarse, con la sensación de no haber descansado nada?

IMPORTANTE PARA EL PROFESIONAL

Puesto que el insomnio es un trastorno que no suele aparecer solo, es importante hacer un buen diagnóstico diferencial para conocer si hay otra sintomatología presente que pudiera explicar las dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo.

La evaluación ha de ser basarse en un modelo integrado del desarrollo y en múltiples fuentes de información.

Es esencial conocer las secuencias y pautas del desarrollo normal, es decir, cuántas horas son las más recomendadas, pero siempre teniendo en cuenta la edad del sujeto (no será igual la cantidad de horas en un niño que un adolescente).

La información de los padres ayudará a conocer los hábitos de sueño, que seguramente se encuentren alterados.

La intervención ha de llevarse a cabo lo antes posible para evitar la cronificación.

PRUEBAS DE EVALUACIÓN

Los instrumentos más habitualmente utilizados en clínica son los diarios de sueño y los cuestionarios específicos.

En el insomnio agudo, se recomienda una entrevista en la que se valore el comienzo y curso clínico del insomnio, y su relación con posibles situaciones desencadenantes. Además, se debe identificar posibles factores precursores del insomnio crónico (vulnerabilidad y malos hábitos de sueño).

Así pues, algunos de los cuestionarios más utilizados son:

  • Índice de severidad del insomnio (ISI)
  • Índice de calidad del sueño de Pittsburgh (PSQI)
Si quieres saber más del insomnio en la infancia, también puedes consultar:

Suscríbete para recibir los últimos artículos y contenido exclusivo