Evaluación del Mutismo Selectivo

RECOMENDACIONES

En la mayoría de evaluaciones de diagnóstico es importante hacer uso de múltiples métodos, y el caso del mutismo selectivo no es una excepción.

Es importante utilizar la entrevista familiar y escolar, así como grabaciones de audio o vídeo para observar la conducta espontánea en su ambiente natural. También es importante recoger información de informes escolares y de otros centros en los que el niño haya podido estar. En este sentido, es primordial obtener información tanto del tutor, como de los padres y de otros profesionales. 

No debemos olvidar la figura de la logopeda, para descartar problemas del lenguaje y usar pruebas médicas, para descartar problemas orgánicos (audición, neurología…).

IMPORTANTE PARA EL PROFESIONAL

Debido a las características clínicas del trastorno, es conveniente que establezcáis una buena relación antes de empezar a hacer la entrevista, y si puede ser mejor acompañado de su cuidador principal.

La información ha de ser extraída de diferentes fuentes y a su vez es importante que, como evaluador, conozcas las secuencias y pautas de desarrollo normal.

El proceso de evaluación ha de incluir las competencias actuales y puntos fuertes y realizar una re-evaluación al cabo de unos meses, después de una intervención terapéutica que facilite la interacción con los iguales.

PRUEBAS DE EVALUACIÓN

Como hemos dicho en el apartado anterior de “Recomendaciones”, la entrevista y la observación de la conducta espontánea del niño son primordiales para el diagnóstico del mutismo selectivo. Además, existen algunos cuestionarios que nos ayudan a discriminar su existencia.

  • Cuestionario abreviado para la estimación de la gravedad del miedo desproporcionado a hablar
  • Cuestionario exploratorio del miedo desproporcionado a hablar
  • Entrevista diagnóstica del Mutismo Selectivo (subescala del protocolo ADIS-IV)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
ÚLTIMAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS