RECOMENDACIONES

A continuación os pondremos algunas preguntas que son importantes hacer al evaluar a tu hijo:

  • ¿Han tenido en cuenta el contexto donde se encuentra el niño? (Hay patrones de conducta disruptivos que son vistos como próximos a lo normal)
  • ¿Han utilizado como instrumentos diagnósticos la entrevista, las escalas, los cuestionarios y la observación?
  • ¿Han definido la conducta problema, la intensidad y el significado de la misma?
  • ¿Han utilizado alguna entrevista diagnóstica estructurada? (Es decir, con preguntas cerradas)
  • ¿Han preguntado si se da en uno o más contextos?
  • ¿Han preguntado si hay antecedentes familiares?
  • ¿Han preguntado a varios personas? (a vuestro hijo, vosotros, el colegio, otros familiares…)

IMPORTANTE PARA EL PROFESIONAL

La evaluación de un niño o adolescente con TC va a ser difícil, puesto que el carácter del sujeto dificultará una evaluación pautada y secuencial. Será importante basarse en mútiples fuentes de información, conocer qué conductas son características de la etapa evolutiva y cuáles no y descubrir tanto los puntos fuertes como las competenecias actuales para una posterior intervención más eficaz.

La contextualización de la conducta va a ser primordial, porque dependerá del lugar donde resida o al colegio donde asista que una conducta disruptiva sea más adaptativa o no.

Será importante tomar una decisión a tiempo para evitar la cronificación del problema y que las conductas disruptivas evolucionen hacia un mayor peligro.

PRUEBAS DE EVALUACIÓN

Además, queremos ofrecerte información sobre algunos de los test más utilizados para evaluar el TC. ¿Han utilizado alguno de estos para diagnosticar el trastorno de su hijo?

  • Entrevista Diagnóstica (DISC)
  • Sistema de Evaluación Empírica de Achenbach (ASEBA)
  • Sistema de Evaluación Conductual (BASC-2)
  • Cuestionario de Agresión (AQ)
  • Escala de Agresión para Niños (CAS)

Suscríbete para recibir los últimos artículos y contenido exclusivo