Sabemos que es difícil entender y aceptar que vuestra hija, con toda la vida por delante, puede ser diagnosticada de depresión: se siente triste la mayor parte del día, sin ganas de hacer nada, sin preocuparse por su futuro, sin apetito… Por eso os queremos facilitar toda la información necesaria para que podáis comprender qué es ser adolescente o niño con depresión, qué piensa y qué siente vuestra hija con depresión, y cómo de dispar puede llegar a ser lo que nosotros creemos y deseamos de lo que realmente es.

La depresión, o formalmente conocida como Trastorno Depresivo Mayor (TDM), es más frecuente en la adolescencia que en la infancia, y en esta etapa es más frecuente en chicas, es por eso que hablaremos de chicas con TDM.

Es injusto que en las primeras etapas de la vida, no se pueda disfrutar de ella. Trabajemos por ello.

Debido a la complejidad que entraña evaluar el TEA, sería importante que, como padre o madre, pudieras contestar SI a las siguientes preguntas referidas al diagnóstico: Es probable que vuestra hija, ya sea en la infancia o en la adolescencia, tenga un estado más irritable que triste. Es importante saberlo porque de primeras parece incongruente. Por ejemplo, puede que opte por gritar y enfadarse, en vez de llorar contínuamente. Además, sería conveniente vigilar que no se trate de irritabilidad ante la frustración, en cuyo caso sería interesante que esta fuera tratada.

La pérdida de placer se puede experimentar sintiendo menos interés por los hobbies (por ejemplo, de pronto a tu hija, que le encantaba el fútbol, ahora deja de practicarlo). En este sentido, es probable que tu hija tenga dificultad para realizar actividades que antes realizaba, mostrándose con mayor fatiga.

A la disminución del apatetio, es frecuente que a su vez pierda algo de peso, y que este peso perdido sea difícil de volver a alcanzar.

Como padres y madres, es importante vigilar el exceso de responsabilidad y la culpabilidad de algunas circunstancias, como el estar enferma.

Si observas que tu hija tiene problems de memoria, como el olvido de fechas importantes o que no recuerda aquellas tareas que tenía que hacer, no te preocupes, es un síntoma que mejorará cuando recupere el estado de ánimo.

Si quieres saber más de la depresión en la infancia, también puedes consultar:

Suscríbete para recibir los últimos artículos y contenido exclusivo