orientación psicológica

El insomnio en la infancia y adolescencia: síntomas y tratamiento

Aunque el insomnio es más frecuente en personas adultas y ancianas, en la infancia y la adolescencia también ocurren de forma ocasional. Es por eso que queremos darte información para poder conocerlo mejor, así como estrategias para poder combatirlo.

Para poder conocer mejor el trastorno y todo aquello que le sucede a tu hijo o bien a un niño que padezca insomnio, es importante saber que este niño no es el único, sino que hay miles de niños que, desgraciadamente, tiene problemas de sueño.

Este problema tiene solución, y se puede volver a aquellas plácidas noches donde no había despertares ni paseos deambulantes debido a los problemas para conciliar el sueño.

El insomnio en los niños

Antes de empezar a describir qué caracteriza el insomnio en niños, es conveniente diferenciar los 3 tipos de insomnio más frecuentes. ¿Con cuál de ellos puedes identificarlo mejor?

Puede tener problemas para conciliar el sueño, estando horas en la cama, envuelto en sus pensamientos y preocupado por no poder dormir. Este subtipo, denominado insomnio inicial, es más frecuente en adolescentes y se da un círculo vicioso: cuanto más se esfuerza el sujeto por dormir, más frustración aparece y más empeora el sueño. ¿Qué significa eso? Que la atención y los esfuerzos excesivos para dormir, que anulan los mecanismos normales para el inicio del sueño, pueden contribuir a la aparición de insomnio.

También encontramos el insomnio medio, donde aparecen frecuentes y largos despertares durante la noche.

Y finalmente el insomnio tardío, momento en el que el niño, una vez despierto, es incapaz de volver a dormir.

Busquemos el sueño largo pero, sobretodo, reparador

Estos subtipos de los que hemos hablado acarrean problemas tanto durante la noche como en el día.

Durante el día el insomnio se suele acompañar de fatiga o de somnolencia diurna, esta última menos frecuente, provocando dificultades en el rendimiento académico, en las relaciones sociales, en el comportamiento tanto en casa como en la escuela…

El insomnio en niños no sólo acarrea las dificultades para conciliar el sueño o la fatiga durante el día, sino que también suele ir acompañado de un estado de ánimo irritable y cambiante.

Como podemos ver, el insomnio en niños no es sólo la dificultad para dormir, sino que este problema va mucho más allá, con dificultades para mantener el sueño, problemas de concentración durante el día, cambios en el estado de ánimo…

Si quieres saber más sobre el insomnio en niños te recomendamos leer los artículos relacionados!

Tratamiento para el Insomnio

Para el tratamiento del insomnio, es importante marcar los objetivos que tenemos al tratar el insomnio, los cuales tiene por objetivo mejorar la calidad del sueño.

    • Eliminar o reducir los síntomas diurnos.
    • Conseguir una latencia inferior a los 30 minutos para conciliar el sueño.
    • Disminuir la frecuencia de despertares nocturnos.
    • Conseguir dormir 6 horas o más.
    • Disminuir la ansiedad por la creencia de que no conseguir dormir.
    • Generar hábitos y actitudes compatibles con el dormir.

Contamos con diferentes técnicas útiles para tratar el insomnio, partiendo de la base que la mejor orientación para el tratamiento del insomnio es la cognitiva-conductual. Las dos técnicas más eficaces para el tratamiento del insomnio son:

  • Relajación progresiva: para la activación fisiológica y cognitiva.
  • Control de estímulos: haciendo que el conjunto de estímulos presentes en el dormitorio se asocien con la conducta de dormir, siendo uno de los componentes más relevantes la intención paradójica para tratar la parte cognitiva.

Fármacos para el Insomnio en la infancia

A pesar de no tener nivel de evidencia, los fármacos más utilizados son las benzodiacepinas. Aún así, su uso en el tratamiento del insomnio crónico todavía permanece bajo discusión, particularmente en el caso de la infancia.

Recursos de Interés para el Insomnio en niños

El insomnio es un trastorno que se relaciona con la dificultad para conciliar el sueño, mantenerlo, despertar de forma precoz o bien no tener un sueño reparador, pero esto no afecta a todos por igual. Vayamos a ver las estadísticas:

  • Hasta el 35% de la población adulta se aqueja de dificultades en el sueño.
  • Más del 15% consideran que la alteración es importante.
  • El 10% de la población clínica atendida presenta Insomnio.
  • Es más frecuente en el género femenino.
  • Se da más entre personas mayores (ancianos) en comparación a los jóvenes.
  • Se relaciona con un nivel socioeconómico alto.
  • Es más frecuente en pacientes que tienen problemas psiquiátricos.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

MÁS SOBRE EL INSOMNIO

Artículos Recomendados