orientación psicológica

Explicación sobre que es el autismo, qué les caracteriza y qué áreas se encuentran más afectadas

El mundo del autismo es un mundo muy complejo, ¡y aún nos queda camino por entender! Entendemos que si estáis consultando esta página sobre qué es el autismo es porque, como padres o profesionales, buscáis entender más sobre el trastorno, y con estas líneas intentaremos ayudaros a entenderlo y qué facetas están más afectadas.

El camino es difícil, pero aquí tenéis información para descubrir muchos aspectos sobre el autismo y cómo piensa y siente un niño con este trastorno. Una información previa imprescindible si queremos conocer su mundo.

El autismo es como una caja negra vista desde fuera, pero llena de colores por dentro.

El autismo, o formalmente conocido como Trastorno del Espectro Autista (TEA), es más frecuente en niños, es por eso que hablaremos de niños con autismo. 

Aunque jamás tendremos a dos niños con autismo iguales, sí que estos niños compartirán algunas características con otros que tengan el mismo diagnóstico.

Que es el Autismo Infantil

Es muy probable que si vuestro hijo, paciente o alumno tiene autismo, tendrá problemas:

La Comunicación Social

La comunicación social muchas veces no es bidireccional, por lo que parece que sea un monólogo y no os escuche cuando le dais vuestra opinión, o de pequeños no señalaban con la mano aquello que les interesaba

La Interacción Social

La interacción social se ve afecta y posiblemente tenga pocos amigos, porque no los tolera o porque su comportamiento al final se ha visto aislado. ¡Por ello es muy importante que trabajemos las habilidades sociales! (componente fundamental en la terapia para el autismo).

Los niños con autismo también presentarán dificultades en:

EL Lenguaje

El lenguaje está también alterado, pero no es que tenga problemas para pronunciar, sino que el problema es otro. Pongamos un ejemplo: aunque el niño con autismo sabe qué significan las palabras bocadillo por favor, raramente estarán en la misma frase, porque es algo que le cuesta mucho aprender.

No te pedirá el bocadillo de forma adecuada porque no entenderá la necesidad de pedir algo por favor si lo que quiere es un bocadillo.

Relacionado con el lenguaje, en muchas ocasiones se da que casi no habla, o repite lo último que le hemos dicho, que no entienda la ironía ni el sarcasmo, o que cuando hable de él mismo sea en tercera persona: “¡a Alejandro le gustan los libros!”.

Los Juegos

En cuanto a los juegos, el problema principal está en que no tiene interiorizado las normas sociales, se fija sólo en un aspecto del juego y si queremos que cambie de idea o de actividad tendremos problemas.

Esto es así debido a que es muy rígido y le cuesta desarrollar una mayor flexibilidad para modificar sus rutinas y hábitos, mostrando ansiedad y angustia cuando observa cambios, aunque estos sean pequeños.

Es importante que entendamos su funcionamiento, su interés respecto al juego, porque solo así podremos darnos cuenta de cuándo es mejor intervenir para que cambie de juego o acepte las nuevas normas.

La repetición

Otro aspecto importante relacionado tanto con el juego, como los objetos o él mismo es la repetición. Es muy típica la repetición de una conducta, de un juego, de una palabra, de un hábito… Todas ellas sin una finalidad en sí misma.

La conducta

De vez en cuando veremos que tiene una respuesta extravagante y desproporcionada. Por ejemplo:

Un peluche que tiene un tacto que le fascina y puede estar horas tocándolo; un sonido que creemos que es inocuo, pero a él le molesta excesivamente;

Un olor que le encanta y puede estar olisqueando toda una mañana hasta que lo encuentra;

Puede fascinarle una luz o un objeto que gira… no os preocupéis, lo que les sucede es que experimentan esa sensación o emoción al extremo, resultándoles esta conducta increíble.

Las autolesiones

El aspecto más importante que tenemos que cuidar y vigilar de estos niños con autismo serán las autolesiones: hemos de vigilar que no se dé golpes, ni contra él mismo ni contra la pared, estando alerta en aquellas situaciones en las que esté más nervioso o se sienta amenazado.

Estas situaciones son las que de verdad han de preocuparnos con máxima prioridad

Deficiencias en la reciprocidad socioemocional

Una de las características principales del autismo es la carencia a la hora de responder de forma emocional a las relaciones con los demás, problemas a la hora de interactuar con otros y compartir tanto los pensamientos como los sentimientos que se les pasa por la cabeza o que sienten en ese momento.

En los niños pequeños se observa que pocas veces o casi nunca inician una interacción social y tampoco comparten las emociones, incluso muestran una marcada dificultad para imitar de forma espontánea aquello que realizan sus compañeros o amigos.

La atención compartida

Otro elemento que se observa de forma temprana en el autismo es que no comparten con otros algún objeto o algún tipo de interés. Se muestra en incapacidad para señalar con las manos o para mostrar objetos.

La inflexibilidad

Otro elemento destacable en el autismo, tanto infantil como en el adulto, es la inflexibilidad en el cambio de rutinas. En estos casos, aquellas personas que padecen de autismo tienden a repetir aquellas rutinas con las que se sienten cómodos y cualquier tipo de variación de esta rutina les es perturbable y, en algunas ocasiones, pueden llegar a mostrar unos niveles agresividad muy elevados.

Otros trastornos

Se ha observado que aquellos niños que padecen de autismo, suelen acompañarse de otro tipo de problemática tanto conductual como emocional y académico. También se ha observado que los niveles de ansiedad y depresión son más elevados.

Aproximadamente el 70% de los niños que tienen autismo también presentan otro trastorno mental, y el 40% suelen tener dos o más.

Los trastornos más frecuentes que acompañan al autismo son:

  • TDAH
  • Trastorno del desarrollo de la coordinación
  • Trastorno de ansiedad
  • Depresión
  • Problemas médicos (epilepsia, estreñimiento y problemas del sueño)
  • Problemas alimentarios

Los Adultos con Autismo

En el caso de los adultos los síntomas se parecen a los de los niños, al tener las áreas de la comunicación social y la interacción social afectadas. En el caso de tener hijos con autismo, es posible que os encontréis reflejados en algunas conductas de vuestro hijo, ¡y es normal!

Es probable que vosotros también tengáis algún rasgo del trastorno, por ejemplo, con problemas para uniros en las conversaciones, prefiriendo quedaros callados y sin intervenir, haciendo comentarios inoportunos, etc., en la mayoría de casos hacéis un esfuerzo y sufrís ansiedad por tener que calcular qué decir, cómo, cuándo… llegando muchas veces a la conclusión que es mejor desistir y dejar de relacionaros.

Recursos de Interés para el Autismo Infantil

El 80% de las presonas que sufren autismo tienen discapacidad intelectual. Concretamente, el 20% de las personas que sufren autismo presentan un Coeficiente Intelectual (CI) de 70 o más, es decir, dentro de la media. Así pues, el 80% restante presentan un CI por debajo de 70. 

También es cierto que en muchas ocasiones se asocia el Autismo con tener una inteligencia por encima de lo normal. Esto no es siempre así, pero aquellos niños o adultos que tienen unas capacidades superiores al resto en una tarea específica se conocen estas habilidades somo “habilidades especiales” o “islotes de habilidad“. Por ejemplo, memorizar listas de teléfonos o calles de una ciudad; un conocimiento extraordinariamente elevado sobre los trenes o los aviones, etc.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia
autismo

El Autismo: un mundo lleno de colores

Trastorno de Espectro Autista (TEA). “Espectro” representa la “variedad”, dado que no encontrarás jamás a dos niños con TEA iguales e incluso un niño con

comorbilidad autismo

Diagnóstico Diferencial y Comorbilidad en el Autismo

Trastorno del Espectro Autista: Diagnóstico diferencial y Comorbilidad. Diagnóstico Diferencial A continuación se expone cómo diferenciar el Trastorno del Espectro Autista de otros trastornos que pueden parecerse. El diagnóstico