Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Principales técnicas de autocontrol

Cuando hablamos de Autocontrol, ¿a qué nos referimos? Se trata de un conjunto de habilidades aprendidas que ponemos en práctica en una situación concreta, teniendo así la capacidad de alterar nuestras propias dinámicas y comportamientos.

¿Qué objetivo tienen las técnicas de autocontrol autocontrolarse? Puede ser, por ejemplo, conseguir nuestras metas a corto, medio y a largo plazo.

Un mito alrededor de este concepto es que se trata de exponerse al objeto o situación que tanto deseamos y soportar/autocontrol así la tentación, como por ejemplo, la niña de la foto, que mira con anhelo las galletas y controla la conducta de comérselas.

Como hemos dicho, ¡es un mito! En el autocontrol se trata de reducir al mínimo las tentaciones, planteando situaciones que nos ayuden a no llevar a cabo la conducta.

Poniendo otro ejemplo más práctico, como sería no utilizar el teléfono móvil mientras estamos trabajando o estudiando, el objetivo es: utilizar el mínimo posible el móvil. Cómo lo haríamos, ¿nos expondríamos? NO. Buscaríamos la manera de no tener el móvil o que el acceso a él fuera muy difícil.

Usos más frecuentes de las técnicas de autocontrol

Algunas de las ocasiones en las que se utilizan técnicas de autocontrol son:

  1. Compra compulsiva
  2. Adicciones
  3. Conflictos de pareja
  4. Problemas de alimentación

Técnicas de Autocontrol más frecuentes

Restricción física

La restricción física es una técnica de autocontrol muy utilizada, y sobretodo en la infancia. Por ejemplo, sería el de ponerse un esparadrapo en las uñas para no mordérselas.

También se utiliza en el caso de los Tics, concretamente en la terapia de reversión del hábito.

Configurar los estímulos para que dificulten la acción

Este es otro ejemplo de técnicas de autocontrol que muchas veces llevamos a cabo sin darnos cuenta.

Intentamos modificar aquello que nos rodea para que sea difícil que llevemos a cabo la conducta que queremos evitar.

Un ejemplo sería colocar el paquete de tabaco en un lugar de difícil acceso, o también, continuando con la conducta de desear dejar de fumar, sentarse en un lugar donde no permitan fumar.

Modificar las condiciones fisiológicas

Para dejar de fumar se puede, también, echar un caramelo en la boca cuando se recuerda el cigarrillo.

Presentar estímulos discriminativos o fortalecer indicios

Si se quiere empezar una dieta, una manera de conseguirlo sería presentando estímulos discriminativos, por ejemplo, llevarse fruta al trabajo, lo que incitará el hecho de comérsela antes que algún alimento fuera de la dieta.

Eliminar estímulos discriminativos

Al revés que en el caso anterior, aquellos objetos que nos inciten a llevar a cabo la conducta, tenemos que reducirlos o eliminarlos. Por ejemplo, en el caso de compradores compulsivos, pueden dejar las tarjetas de crédito en casa.

Nos parece interesante exponer estas distintas técnicas de autocontrol ya que, todos y todas, de alguna u otra forma, en alguna ocasión hemos querido auto-controlarnos en alguna situación y es importante saber cómo hacerlo y disponer de estrategias para ello.

Otros recursos de interés sobre las técnicas de autocontrol:

Técnicas de control emocional de Psicología-Online

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE MUNDO PSICOLOGÍA