Vamos a conocer los trastornos que deben distinguirse del Trastorno de Tics y los trastorno que se presentan conjuntamente con los Tics.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Diagnóstico Diferencial en los Tics

¿Qué presenta mi hijo, y qué no, exactamente? Para responder a esta pregunta queremos ofrecerte dos de los principales diagnósticos diferenciales con el Trastorno de Tics, para discriminar cuándo hablamos de Trastorno de Tics y cuándo no:

  • Trastorno de movimientos estereotipados: Las estereotipias motoras se diferencian de los tics porque se inician antes (antes de los 3 años) y por su duración prolongada (de segundos a minutos).
  • Mioclonías: Se diferencian de los tics por su rapidez, por la incapacidad de suprimirlas y por la ausencia de impulso premonitorio.

Comorbilidad en los Tics

Es frecuente la comorbilidad del Trastorno de Tics con otros trastornos.

Por un lado, los niños prepúbers con trastorno de tics tienen más probabilidades de presentar TDAH (quizás pueda interesarte el enlace sobre “cómo saber si mi hijo tiene TDAH“), TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo) y TAS (Ansiedad por Separación).

Por otro lado, los adolescentes y adultos, tienen más probabilidad de desarrollar Trastorno de Depresión Mayor (para más información puedes consultar qué expone el DSM V depresión), Trastorno por Consumo de Sustancias o Trastorno Bipolar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Recursos de Interés

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

Artículos Recomendados

Últimos Artículos