orientación psicológica

Criterios diagnósticos de los Trastornos del sueño según DSM V: El Insomnio

El Trastorno del sueño Insomnio (DSM V) se caracteriza por:

A. Predominante insatisfacción por la cantidad o la calidad del sueño, asociada a uno (o más) de los síntomas siguientes:

    1. Dificultad para iniciar el sueño. (En niños, esto se puede poner de manifiesto por la dificultad para iniciar el sueño sin la intervención del cuidador.)
    2. Dificultad para mantener el sueño, que se caracteriza por despertares frecuentes o problemas para volver a conciliar el sueño después de despertar. (En niños, esto se puede poner de manifiesto por la dificultad para volver a conciliar el sueño sin la intervención del cuidador.)
    3. Despertar pronto por la mañana con incapacidad para volver a dormir.

B. La alteración del sueño causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral, educativo, académico, del comportamiento u otras áreas importantes del funcionamiento.

C. La dificultad del sueño se produce al menos tres noches a la semana.

D. La dificultad del sueño está presente durante un mínimo de tres meses.

E. La dificultad del sueño se produce a pesar de las condiciones favorables para dormir.

F. El insomnio no se explica mejor por otro trastorno del sueño-vigilia y no se produce exclusivamente en el curso de otro trastorno del sueño-vigilia (p. ej., narcolepsia, un trastorno del sueño relacionado con la respiración, un trastorno del ritmo circadiano de sueño-vigilia, una parasomnia).

G. El insomnio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento).

H. La coexistencia de trastornos mentales y afecciones médicas no explica adecuadamente la presencia predominante de insomnio.

Especificar si:

  • Con trastorno mental concurrente no relacionado con el sueño, incluidos los trastornos por consumo de sustancias
  • Con otra afección médica concurrente
  • Con otro trastorno del sueño

Especificar si:

  • Episódico: Los síntomas duran como mínimo un mes pero menos de tres meses.
  • Persistente: Los síntomas duran tres meses o más.
  • Recurrente: Dos (o más) episodios en el plazo de un año.

LIBRO RECOMENDADO POR ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Recomendaciones y pruebas para la evaluación del insomnio, junto a otras sugerencias que facilitan la relación con el niño/a.

RECOMENDACIONES

Es importante evaluar el insomnio a partir de un conjunto de preguntas que pueden ayudar a orientar el diagnóstico hacia una u otra dirección:

  • ¿Tiene usted dificultad para dormir por la noche?
  • Una vez que decide dormirse, ¿tarda más de media hora en conseguirlo?. ¿Tarda más de 2 horas?
  • ¿Se despierta durante la noche y permanece despierto más de media hora sin desearlo, o de una hora en total?
  • ¿Se despierta antes de haber dormido 6 horas?
  • ¿Se despierta más de 2 horas antes de lo que deseaba?
  • ¿Se siente usted cansado al despertarse, con la sensación de no haber descansado nada?

IMPORTANTE PARA EL PROFESIONAL

Puesto que el insomnio es un trastorno que no suele aparecer solo, es importante hacer un buen diagnóstico diferencial para conocer si hay otra sintomatología presente que pudiera explicar las dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo.

La evaluación ha de ser basarse en un modelo integrado del desarrollo y en múltiples fuentes de información.

Es esencial conocer las secuencias y pautas del desarrollo normal, es decir, cuántas horas son las más recomendadas, pero siempre teniendo en cuenta la edad del sujeto (no será igual la cantidad de horas en un niño que un adolescente).

La información de los padres ayudará a conocer los hábitos de sueño, que seguramente se encuentren alterados.

La intervención ha de llevarse a cabo lo antes posible para evitar la cronificación.

PRUEBAS DE EVALUACIÓN

Los instrumentos más habitualmente utilizados en clínica son los diarios de sueño y los cuestionarios específicos.

En el insomnio agudo, se recomienda una entrevista en la que se valore el comienzo y curso clínico del insomnio, y su relación con posibles situaciones desencadenantes. Además, se debe identificar posibles factores precursores del insomnio crónico (vulnerabilidad y malos hábitos de sueño).

Así pues, algunos de los cuestionarios más utilizados son:

  • Índice de severidad del insomnio (ISI)
  • Índice de calidad del sueño de Pittsburgh (PSQI)

Recursos de Interés para los Trastornos del sueño DSM V: Insomnio

El insomnio es un trastorno que se relaciona con la dificultad para conciliar el sueño, mantenerlo, despertar de forma precoz o bien no tener un sueño reparador, pero esto no afecta a todos por igual. Vayamos a ver las estadísticas:

  • Hasta el 35% de la población adulta se aqueja de dificultades en el sueño.
  • Más del 15% consideran que la alteración es importante.
  • El 10% de la población clínica atendida presenta Insomnio.
  • Es más frecuente en el género femenino.
  • Se da más entre personas mayores (ancianos) en comparación a los jóvenes.
  • Se relaciona con un nivel socioeconómico alto.
  • Es más frecuente en pacientes que tienen problemas psiquiátricos.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

MÁS SOBRE EL INSOMNIO

Artículos Recomendados