El tratamiento que ha mostrado mayor eficacia y que se aplica frecuentemente es la Terapia de Repaso en Imaginación (IRT). Esta consta de 3 sesiones grupales, donde se escribe la pesadilla y poco a poco se va cambiando el contenido de la misma hasta que deja de generar ansiedad.

También ha sido utilizada la Desensibilización Sistemática, en la que se expone en imaginación al suceso durante 5 o 6 sesiones.

Otras técnicas eficaces, aunque en menor medida son: la hipnosis, la exposición y la Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares.

 

Si quieres saber más de las pesadillas en la infancia, también puedes consultar:

Suscríbete para recibir los últimos artículos y contenido exclusivo