orientación psicológica

Tratamientos eficaces para los terrores nocturnos y el sonambulismo

Aunque desgraciadamente no disponemos de tratamientos con la máxima eficacia para abordar los terrores nocturnos y el sonambulismo, sí hay algunos métodos que tienen cierto nivel de evidencia. Éstos son:

Despertares Programados

Se registra cuándo aparecen los episodios (durante 2 semanas aproximadamente) y después se despierta al paciente cada noche entre 15-30 minutos antes del episodio.

Hipnosis y Relajación

Se utilizan técnicas basadas en la autosugestión o bien técnicas de relajación de la Relajación Muscular de Jacobson, ambas con una duración aproximada de 20 minutos.

Sonambulismo y Terrores nocturnos: la medicación

Los fármacos no suelen utilizarse para tratar estos trastornos ya que normalmente remiten de forma espontánea.

Ahora bien, en los casos más graves se han utilizado benzodiazepinas y antidepresivos tricíclicos (como imipramina), ambos disminuyendo la probabilidad de aparición de dichos episodios.

RECURSOS DE INTERÉS PARA EL TRATAMIENTO DE LOS TERRORES NOCTURNOS Y SONAMBULISMO EN NIÑOS

Técnica de los despertares por MiPedriatraOnline
Tratamiento del Sonambulismo por WebConsultas

Los terrores nocturnos tienen distintas manifestaciones, entre las cuales se encuentran:

  • Gritos
  • Lloros
  • Reacciones de terror
  • Ansiedad
  • Compulsión por escapar

De los terrores nocturnos, desgraciadamente, no podemos controlar todo lo que nos gustaría su ocurrencia o frecuencia, pero sí que es importante saber que normalmente sólo ocurre un episodio durante la noche y es muy poco probable su aparición durante las siestas.

Para saber cuándo aparece el sonambulismo, hay que empezar por entender las fases del sueño.

El ciclo del sueño tiene 2 etapas, el sueño REM (o sueño paradójico) y el sueño No-REM (o sueño de ondas lentas / sueño profundo). Ambas tienen una duración de 90 minutos aproximadamente y tienen características fisiológicas y conductuales muy diferentes.

El sonambulismo y los terrores nocturnos forman parte de lo que se denomina “Trastornos del despertar del sueño NO-REM“, suceden más propiamente en las fases 3 y 4 del sueño, es decir, en el “sueño profundo”; mientras que las pesadillas son más frecuentes en la fase REM.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia