A continuación se especifica cuál, entre todos los tratamientos eficaces para tics, es el que ha mostrado una mayor eficacia.

El tratamiento más indicado es la reversión del hábito (o inversión del hábito) que consiste en tomar conciencia del hecho de realizar un tic y acto seguido hacer una conducta físicamente incompatible con este.

Si quieres saber más de los tics, también puedes consultar:

Suscríbete para recibir los últimos artículos y contenido exclusivo