orientación psicológica

Tratamiento más eficaz para los Tics Nerviosos

Terapia de Reversión del Hábito

El tratamiento más indicado es la reversión del hábito (o inversión del hábito) que consiste en tomar conciencia del hecho de realizar un tic y acto seguido hacer una conducta físicamente incompatible con este.

A continuación os expondremos las fases del tratamiento de la Terapia de Reversión del Hábito para los tics:

  1. Toma de Conciencia
    • Utilización de algún Autorregistro
    • Descripción de la conducta problema (tic)
    • Identificamos los precedentes del tic
    • Detectamos en qué situaciones suelen aparecer (normalmente asociadas a situaciones de estrés)
  2. Respuesta Competitiva
    • Entrenamiento en Relajación (se aconseja practicarlo cada día, concretamente la Relajación Muscular Progresiva de Jacobson)
    • Ejecutamos la respuesta competitiva (la respuesta motora que es totalmente incompatible con el tic)
  3. Motivación
    • Revisamos la inconveniencia del hábito
    • Buscamos apoyo social
    • Exposición pública (explicamos a la familia que hemos empezado a utilizar esta técnica para reducir un tic)
  4. Generalización
    • Llevamos a cabo ensayos mentales para controlar los tics
    • Practicamos la reversión del hábito en diferentes lugares

RECURSOS DE INTERÉS PARA EL TRATAMIENTO DE LOS TICS NERVIOSOS

En este vídeo puedes conocer un poco más sobre los tics nerviosos, además de entender el funcionamiento y la aplicación con ejemplos de la terapia de reversión del hábito.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La diferencia principal entre el Trastorno de Tics del Síndrome de Tourette tiene que ver con los tipos de tics, la duración y la presencia del algún tic más específico del trastorno de Tourette.
En el Trastorno de Tics es suficiente con que aparezca un único tic, mientras que en el Síndrome de Tourette necesitamos que aparezca múltiples tipos motores y uno o más vocales durante mínimo un año.
Como hemos dicho, la presencia de coprolalia (verbalización de palabras obscenas como “caca”, “mierda”, “cabrón” y otros insultos) nos ha de hacer pensar en posible un Síndrome de Tourette.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia