orientación psicológica

Criterios diagnósticos del Mutismo Selectivo según DSM 5

El Mutismo Selectivo (DSM 5) se caracteriza por:

A. Fracaso constante de hablar en situaciones sociales específicas en las que existe expectativa por hablar (p. ej., en la escuela) a pesar de hacerlo en otras situaciones.

B. La alteración interfiere en los logros educativos o laborales o en la comunicación social.

C. La duración de la alteración es como mínimo de un mes (no limitada al primer mes de escuela).

D. El fracaso de hablar no se puede atribuir a la falta de conocimiento o a la comodidad con el lenguaje hablado necesario en la situación social.

E. La alteración no se explica mejor por un trastorno de la comunicación (p. ej., trastorno de fluidez [tartamudeo] de inicio en la infancia) y no se produce exclusivamente durante el curso de un trastorno del espectro del autismo, la esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

Estos son los criterios para diagnosticar el Mutismo Selectivo (DSM 5).

Criterios diagnósticos del Mutismo Electivo según la CIE 10

Se caracteriza por una selectividad marcada y emocionalmente determinada al hablar, de tal manera que en algunas situaciones el niño demuestra competencia en el lenguaje, pero fracasa en otras situaciones (definidas). El trastorno se asocia habitualmente con características marcadas de la personalidad, que implican ansiedad social, aislamiento, sensibilidad o resistencia.

El mutismo Electivo Excluye: 

Esquizofrenia (F20.–)
Mutismo transitorio como parte de la ansiedad de separación en niños pequeños (F93.0)
Trastornos específicos del desarrollo del habla y del lenguaje (F80.–)
Trastornos generalizados del desarrollo (F84.–)

LIBRO RECOMENDADO POR ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Recomendaciones y pruebas para la evaluación del mutismo selectivo, junto a otras sugerencias que facilitan la relación con el niño/a.

RECOMENDACIONES

En la mayoría de evaluaciones de diagnóstico es importante hacer uso de múltiples métodos, y el caso del mutismo selectivo no es una excepción.

Es importante utilizar la entrevista familiar y escolar, así como grabaciones de audio o vídeo para observar la conducta espontánea en su ambiente natural. También es importante recoger información de informes escolares y de otros centros en los que el niño haya podido estar. En este sentido, es primordial obtener información tanto del tutor, como de los padres y de otros profesionales. 

No debemos olvidar la figura de la logopeda, para descartar problemas del lenguaje y usar pruebas médicas, para descartar problemas orgánicos (audición, neurología…).

IMPORTANTE PARA EL PROFESIONAL

Debido a las características clínicas del trastorno, es conveniente que establezcáis una buena relación antes de empezar a hacer la entrevista, y si puede ser mejor acompañado de su cuidador principal.

La información ha de ser extraída de diferentes fuentes y a su vez es importante que, como evaluador, conozcas las secuencias y pautas de desarrollo normal.

El proceso de evaluación ha de incluir las competencias actuales y puntos fuertes y realizar una re-evaluación al cabo de unos meses, después de una intervención terapéutica que facilite la interacción con los iguales.

PRUEBAS DE EVALUACIÓN DEL MUTISMO SELECTIVO

Como hemos dicho en el apartado anterior de “Recomendaciones”, la entrevista y la observación de la conducta espontánea del niño son primordiales para el diagnóstico del mutismo selectivo. Además, existen algunos cuestionarios que nos ayudan a discriminar su existencia.

  • Cuestionario abreviado para la estimación de la gravedad del miedo desproporcionado a hablar
  • Cuestionario exploratorio del miedo desproporcionado a hablar
  • Entrevista diagnóstica del Mutismo Selectivo (subescala del protocolo ADIS-IV)
La evaluación del niño o niña tiene por objetivo comprobar que cumpla los criterios para Mutismo Selectivo (DSM 5) y que los síntomas no sean explicados por otros trastornos. Esto es lo que llamamos diagnóstico diferencial.

Recursos de Interés sobre el Mutismo Selectivo (DSM 5)

Recomendamos consultar al logopeda en el caso de sufrir mutismo.

Esto es así porque es muy importante descartar posibles problemas de lenguaje y, además, utilizar pruebas médicas para descartar problemas orgánicos (audición, neurología, etc.).

A pesar que el logopeda no llevará la parte terapéutica, sí que se recomienda por los problemas del habla que, como hemos visto, es uno de los criterios para el mutismo selectivo del DSM 5.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

MÁS SOBRE EL MUTISMO SELECTIVO

Artículos Recomendados

fobia específica

Fobia Específica: síntomas y tratamiento

Fobia específica: síntomas, características y tratamiento La Fobia específica es un trastorno de ansiedad. Antiguamente era conocida como Fobia Simple, pero actualmente tiene su propia

Mutismo acinético

¿Qué es el Mutismo Acinético?

El Mutismo Acinético, también llamado “coma vigil”, es una forma de mutismo que consiste en un estado de inmovilidad donde la persona se mantiene alerta. Es importante