orientación psicológica

El Trastorno de Conducta Infantil: conflictos, agresiones y comportamientos inadecuados.

Pretendemos que la concepción que tenemos de este trastorno cambie cuando, leyendo estas líneas, comprendamos sus posibles causas, antecedentes, pensamientos y emociones.

En este apartado queremos darte información sobre cómo se suelen comportar los chicos y chicas con Trastorno de Conducta, información con la que posiblemente te sentirás identificado en el caso de tener un hijo con esta problemática.

Además, queremos ofrecerte un espacio para que puedas sentirte comprendido ante la frustración que estos chicos con trastorno de conducta infantil no cumpla con las normas ni las obligaciones.

Entendemos que es frustrante cuando, por la noche, salen a pesar de vuestra prohibición; que molesta cuando te llaman del colegio para decirte que ha faltado a clase sin tú saberlo; que preocupa cuando pasan toda la noche fuera de casa… Todos esos comportamientos suelen aparecer antes de los 13 años.

Una de las claves para entender el comportamiento de tu hijo es saber que tiende a interpretar las intenciones de los demás como más hostiles y amenazantes, lo que hace que responda con una agresividad que ellos sienten como razonable y justificada.

El trastorno de conducta tiene diferentes subtipos, el infantil y el adolescente. Los estudios han demostrado que la evolución del trastorno de conducta es diferente según el subtipo.

Si es de inicio infantil, aunque son menos frecuentes, estás conductas disruptivas suelen mantenerse a lo largo del tiempo, y suele derivar en un trastorno de conducta en la adolescencia y posiblemente un trastorno antisocial de la personalidad en la adultez. En cambio, inició la adolescencia, estás conductas hostiles suelen ser más frecuentes pero duran menos tiempo por lo que el pronóstico es más favorable.

Como hemos dicho antes, en algunos casos el trastorno de conducta acaba derivando en un trastorno antisocial de la personalidad, con conductas vengativas, hostiles, de riesgo, impulsivas, de falta de organización…

Trastorno de Conducta: subtipos

  • Tipo de inicio infantil (Trastorno de Conducta infantil) : Las conductas aparecen antes de los 10 años. Este subtipo predice un peor pronóstico, así como un riesgo elevado de comportamiento delictivo y consumo de sustancias.
  • Tipo de inicio adolescente: Aparición después de los 10 años.
  • Tipo de inicio desconocido

Se ha visto que tienden a experimentar emociones negativas y de bajo control, como baja tolerancia a la frustración, irritabilidad, arrebatos… Además, tienden a buscar emociones y, por ello, incurrir en imprudencias constantes.

También entendemos la frustración que sentís cuando los castigáis y no veis en ellos ningún atisbo de remordimiento, culpabilidad ni responsabilidad por sus actos.

Trastorno de Conducta Infantil y el suicidio

¡Cuidado con las ideas de suicidio! Es un tema que no debemos ignorar y tenemos que hablarlo sin rodeos. Por preocupante que suene, que sabemos que mucho, es importante tener en cuenta que las ideas suicidas (pensarlo), las tentativas de suicidio (intentarlo) y el suicidio consumado (hacerlo) se producen en un porcentaje mucho más alto de lo esperado en las personas con Trastorno de Conducta.

Tratamiento del Trastorno de Conducta: entrenamiento para padres y técnicas

A continuación os presentamos los tratamientos más eficaces para el Trastorno de Conducta siempre basados en estudios y revisiones científicas:

El tratamiento del Trastorno de Conducta debe de ser multidimensional, es decir, incluir un trabajo con diferentes partes.

¿Cómo trabajar con un niño con Trastorno de Conducta?

Hemos de reconocer que trabajar con un niño con Trastorno de Conducta (TC) es difícil, por cuanto intentará ponerte a prueba continuamente. 

Y aquí una pregunta importante respecto al ponerte a prueba: ¿por qué necesita ponerte a prueba?: el niño con Trastorno de Conducta intentará, mediante la actitud desafiante y en muchas ocasiones disruptiva, conocer hasta dónde están los límites.

Es decir, medirá tu capacidad de aguante, conocer dónde están los límites e intentará  rebasarlos una y otra vez, independientemente de que se trate de normas sociales establecidas o que falte el respeto a ti como persona.

Una vez conseguido el VÍNCULO con el niño con TC, el resto de técnicas que podáis trabajar con ellos dependerá de la práctica tuya como profesional. Aunque se deje ayudar, hay que recordar que estarán continuamente con problemas (escolares, familiares, judiciales…) y será un trabajo arduo.

Así pues, no dejará ayudarse de primeras y, si se deja, estará continuamente en problemas, por lo que la ayuda que deba recibir será constante. Es importante que sienta que puede contar contigo para cualquier cosa, aunque en la mayoría de ocasiones no te pedirá ayuda explícitamente.

Trastorno de Conducta: Entrenamiento para padres

El entrenamiento para padres es parte clave de la mejora del niño con TC, puesto que creer que sólo cambiando y dando estrategias al niño en terapia, sera insuficiente. 

Las estrategias del entrenamiento para padres han de ir dirigidas en esta dirección:

  • Psicoeducación: conocer muy bien el trastorno, en qué situaciones aparecen estas conductas disruptivas, cuál es la base del trastorno y cómo se ha llegado a esta situación
  • Mejora de la comunicación: trabajar la metacomunicación (cómo nos comunicamos), hacer de modelo para que el niño aprenda buenas practicas sobre cómo relacionarse
  • Entrenar la asertividad: de esta manera, vuestro hijo podrá entender cómo expresar sus emociones de forma adaptativa
  • Aprender a dar las órdenes y, más importante, mantenerlas: se trata de trabajar las habilidades de gobierno familiar 

Recordad que vuestro hijo es un reflejo de aquello que ve o ha visto, por lo que si no nos trabajamos nosotros mismos difícilmente podremos ayudarle.

Tratamiento del niño con Trastorno de Conducta

De cara al trabajo terapéutico, en el tratamiento del TC se utilizan diferentes técnicas según aquél objetivo que se quiera mejorar. Las técnicas son las cognitivas, las operantes y las emocionales.

Técnicas cognitivas

Son útiles la reestructuración cognitiva para tratar aquellos pensamientos disfuncionales y las autoinstrucciones para trabajar la impulsividad o el autocontrol.

Técnicas operantes

Técnicas conductuales para manejar el medio y favorecer una conducta más cooperativa. Buscamos reducir aquellas conductas antisociales y aumentar las prosociales.

Técnicas emocionales

Estas técnicas emocionales tienen por objetivo mejorar el autoconocimiento emocional, reducir la frustración y adquirir estrategias para reducir y manejar la ira.

Estas técnicas también ayudan a mejorar el vínculo con los padres, así como otros profesionales con los que el niño está. 

Tratamiento farmacológico

Se utiliza para reducir la impulsividad y agresividad.

Tratar con el profesorado

Se recomienda, de cara al profesorado:

  • Informar de la situación actual
  • Qué estrategias se están dando
  • Comentar las dificultades que aparecen en la escuela y ofrecerles aquellas técnicas que todavía no hayan podido llevar a cabo (tiempo fuera, contrato conductual, manejo del tiempo…).

Social o Institucional

Muchas veces estas conductas disruptivas llevan a que las instituciones como ayuntamientos o juzgados de menores tengan que actuar, por lo que la colaboración con estas entidades es muy importante para ayudar a restaurar en el menor una conducta apropiada.

Tratamiento del Trastorno de Conducta

El tratamiento para el TC entraña una serie de retos tanto cognitivos como conductuales y emocionales, donde la implicación de la familia, el niño, la escuela y otros centros es cardinal para mejorar la conducta.

Medicación en el Trastorno de Conducta

Los fármacos no son el tratamiento de primera elección, pero a veces no nos queda más remedio, sobre todo como tratamiento a corto plazo o cuando hay comorbilidad.

El fármaco de elección es el Metilfenidato, aunque si queremos reducir la impulsividad o agresividad utilizaremos mejor los Antipsicóticos de segunda generación.

Recursos de Interés del Trastorno de conducta infantil

El DSM 5 conceptualiza los trastornos disruptivos en un único bloque en el que encontramos:

  • El Trastorno Negativista Desafiante
  • El Trastorno Explosivo Intermitente
  • El Trastorno de Conducta
  • El Trastorno Antisocial de la Personalidad
  • La piromanía
  • La Cleptomanía

Estos trastornos manifiestan problemas en el autocontrol del comportamiento y en la gestión emocional.

Además, se dan más frecuentemente en el género masculino, se inician en la infancia y forman parte del espectro que denominan “exteriorización” (manifestación observable de las conductas disruptivas).

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

CONOCE NUESTROS SERVICIOS

Entrevista Consultiva - Terapia Infantil - Psicólogo de Familia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

MÁS SOBRE EL TRASTORNO DE CONDUCTA

Artículos Recomendados

Causas del trastorno de conducta

Causas del Trastorno de Conducta

Vamos a conocer la Etiología del Trastorno de Conducta, basándonos en las investigaciones de diferentes autores. A lo largo de todo el artículo hablaremos en