Ampliación del Trastorno de conducta infantil, definiendo el diagnóstico diferencial, la comorbilidad y factores de riesgo.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

En anteriores publicaciones os hemos explicado como varía el Trastorno de la Conducta en función de la edad y el sexo y ahora os introduciremos en nuevos aspectos importantes a destacar de este trastorno.

A la hora de hacer el diagnóstico del Trastorno de Conducta es importante diferenciarlo de:

Diagnóstico Diferencial del Trastorno de Conducta

  • Entorno en el que, de por sí, se producen comportamientos indeseables (por ejemplo, áreas de alta criminalidad, zonas de guerra…), en los que estos comportamientos no serían diagnosticados como un Trastorno de Conducta.
  • Trastorno Negativista Desafiante (TND): Los comportamientos del TND son menos graves que los del Trastorno de Conducta. Además, en el TND hay más problemas emocionales (enfado e irritabilidad) que no se incluyen en la definición del TC.
  • TDAH en niños: Aunque los niños con TDAH menudo manifiestan un comportamiento impulsivo e hiperactivo que puede resultar disruptivo, este comportamiento no vulnera las normas sociales o los derechos de otros.
  • Trastorno explosivo intermitente: la agresividad de los individuos con este trastorno es impulsiva y no premeditada. Es decir, no se realiza con la intención de satisfacer algún objetivo tangible (por ejemplo, por poder, dinero o intimidación).

El Trastorno de Conducta y su comorbilidad

Los trastornos con los que el Trastorno de Conducta suele ser más comórbido, es decir, suele aparecer a la vez, son el TDAH en niños y el Trastorno Negativista Desafiante. Con estos dos trastornos hemos visto antes que es importante establecer una diferenciación, y saber cuándo se trata de un TDAH o de un TND y cuándo de un TC, pero en algunos casos puede ocurrir que aparezcan conjuntamente. Además, el TND puede también concurrir con el Trastorno Específico del Aprendizaje, Trastornos de Ansiedad, Depresión Infantil y Bipolares y Trastornos por Consumo de Sustancias. 

Factores de riesgo

Como habéis podido ver en otras publicaciones, en Orientación Psicológica siempre intentamos daros un poco más de información para que podáis resolver vuestras dudas sobre lo que puede ocurrirle a vuestro/a hijo/a y qué no; es por eso que a continuación os explicamos aquellos factores que pueden predisponer al Trastorno de Conducta.

  • Un temperamento infantil de difícil control y un Coeficiente Intelectual (verbal principalmente) bajo.
  • Un posible factor de riesgo es una crianza con rechazo y negligencia. A veces este estilo de crianza puede ser incoherente y severo, lo que confunde a los adolescentes.
  • Abusos sufridos en la infancia.
  • También puede ser precedido por cambios frecuentes de cuidadores, la delincuencia de los padres o patología familiar (por ejemplo, consumo de sustancias).
  • Padres o hermanos que padecen TC o con padres alcohólicos, con Trastorno Depresivo Mayor, Trastorno Bipolar o Esquizofrenia.

Otros recursos de interés:

Causas del Trastorno de Conducta

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE MUNDO PSICOLOGÍA