Anorgasmia Sexual femenina: síntomas, causas y tratamiento

Raúl Carrera Fernández - Doctoralia.es
Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Disfrutar del sexo es algo que nos merecemos todas. Sin embargo, este tema todavía está lleno de tabúes y problemas escondidos que no queremos sacar a la luz. La única manera de sentirnos libres y comenzar a tratar con nuestros problemas es abriéndonos, siendo sinceras las unas con las otras y buscando ayuda profesional.

Por eso, hoy queremos presentarte la anorgasmia femenina, un trastorno que afecta a una gran parte de las mujeres y que tiene solución.

CONTACTA CON NOSOTROS
Y SOLICITA TU TERAPIA ONLINE O PRESENCIAL

¿Qué es la anorgasmia femenina?

La anorgasmia femenina es una disfunción sexual que se caracteriza por la ausencia persistente o recurrente de orgasmos durante la actividad sexual. Desde el punto de vista psicológico, esta disfunción puede tener diversas causas, entre las que se incluyen factores emocionales, psicológicos, interpersonales y culturales.

En primer lugar, algunos factores emocionales que pueden contribuir a la anorgasmia femenina incluyen la ansiedad, el estrés, la depresión y los traumas emocionales. Por ejemplo, una mujer que haya sufrido abuso sexual en el pasado puede tener dificultades para relajarse y disfrutar de la actividad sexual, lo que puede interferir en su capacidad para alcanzar el orgasmo.

Además, algunos factores psicológicos que pueden contribuir a la anorgasmia femenina incluyen una imagen negativa del cuerpo, baja autoestima, falta de confianza en la pareja y expectativas poco realistas sobre la actividad sexual. Por ejemplo, una mujer que se sienta insegura acerca de su cuerpo o que tenga creencias negativas acerca del sexo puede tener dificultades para relajarse y disfrutar plenamente de la actividad sexual, lo que puede interferir en su capacidad para alcanzar el orgasmo.

Otro factor importante que puede contribuir a la anorgasmia femenina son las dificultades interpersonales en la relación de pareja. Por ejemplo, una falta de comunicación, conflictos no resueltos, problemas de confianza y una falta de intimidad emocional pueden interferir en la capacidad de una mujer para relajarse y disfrutar plenamente de la actividad sexual, lo que puede interferir en su capacidad para alcanzar el orgasmo.

Por último, algunos factores culturales también pueden contribuir a la anorgasmia femenina. Por ejemplo, algunas mujeres pueden tener creencias culturales que las hacen sentir culpables o avergonzadas acerca de la actividad sexual, lo que puede interferir en su capacidad para relajarse y disfrutar plenamente del sexo, lo que puede interferir en su capacidad para alcanzar el orgasmo.

En resumen, la anorgasmia femenina puede ser causada por una variedad de factores psicológicos, emocionales, interpersonales y culturales. Es importante abordar estos factores de manera efectiva a través de terapia o consejería sexual, ya que la anorgasmia puede afectar significativamente la calidad de vida sexual de una mujer y su relación de pareja.

Síntomas de la anorgasmia en las mujeres

Aunque la anorgasmia puede afectar a ambos sexos, es más común en las mujeres. En este artículo, nos centraremos en los síntomas de la anorgasmia en las mujeres.

La anorgasmia se puede clasificar en dos tipos: primaria y secundaria. La anorgasmia primaria se refiere a las mujeres que nunca han experimentado un orgasmo, mientras que la anorgasmia secundaria se produce cuando una mujer que antes experimentaba orgasmos ya no los puede alcanzar.

A continuación, se describen los síntomas de la anorgasmia en las mujeres:

  1. Ausencia de orgasmo: El síntoma principal de la anorgasmia es la incapacidad de experimentar un orgasmo, incluso después de una estimulación sexual adecuada.
  2. Dificultad para excitarse: Las mujeres con anorgasmia también pueden tener dificultades para excitarse y para mantener el interés en la actividad sexual.
  3. Sensación de frustración o incomodidad: Las mujeres con anorgasmia pueden sentirse frustradas o incómodas por su incapacidad para experimentar un orgasmo. Esto puede provocar ansiedad, depresión y afectar la autoestima.
  4. Disminución del deseo sexual: La falta de orgasmos también puede provocar una disminución del deseo sexual en las mujeres.
  5. Dolor durante las relaciones sexuales: En algunos casos, las mujeres con anorgasmia pueden experimentar dolor durante las relaciones sexuales, lo que puede dificultar aún más la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Es importante señalar que estos síntomas pueden estar asociados a otras afecciones médicas, como la depresión o la ansiedad, por lo que es importante consultar con un profesional de la salud para un diagnóstico adecuado.

En conclusión, la anorgasmia es una disfunción sexual que puede afectar gravemente la calidad de vida de las mujeres. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante buscar ayuda profesional para abordar esta condición y recuperar la capacidad de experimentar orgasmos.

¿Cuándo debo acudir al médico?

Es recomendable acudir al médico tan pronto como se detecte la anorgasmia femenina, ya que puede haber causas físicas subyacentes que requieran tratamiento médico y también pueden ser necesarias terapias psicológicas para tratar la anorgasmia.

¿Cuáles son las causas y las consecuencias de este trastorno?

La anorgasmia puede tener causas físicas, psicológicas o una combinación de ambas. En este apartado, te explicamos las principales causas y consecuencias de la anorgasmia femenina desde una perspectiva psicológica.

Causas de la anorgasmia femenina

  • Ansiedad y estrés: La ansiedad y el estrés son factores que pueden afectar el desempeño sexual de la mujer, incluyendo la capacidad de alcanzar el orgasmo.
  • Experiencias sexuales previas negativas: Las experiencias sexuales previas negativas, como el abuso sexual, pueden influir en la capacidad de la mujer para experimentar el orgasmo.
  • Problemas de autoestima: La baja autoestima y la falta de confianza en sí misma pueden interferir con la capacidad de la mujer para disfrutar de la actividad sexual y alcanzar el orgasmo.
  • Problemas de pareja: Las tensiones o problemas en la relación de pareja, como la falta de comunicación o la falta de intimidad, pueden influir en la capacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo.
  • Trastornos psicológicos: La depresión, la ansiedad y otros trastornos psicológicos pueden afectar el desempeño sexual de la mujer.

Consecuencias de la anorgasmia femenina

  • Disminución del deseo sexual: La incapacidad de alcanzar el orgasmo puede hacer que la mujer pierda el interés en la actividad sexual.
  • Tensión en la relación de pareja: La anorgasmia femenina puede causar tensión en la relación de pareja y afectar la comunicación y la intimidad.
  • Sentimientos de culpa y vergüenza: La mujer puede sentirse culpable o avergonzada por no ser capaz de alcanzar el orgasmo, lo que puede afectar su autoestima y su capacidad para disfrutar de la actividad sexual.
  • Estrés y ansiedad: La frustración por no ser capaz de alcanzar el orgasmo puede aumentar el estrés y la ansiedad de la mujer.
  • Problemas físicos: La anorgasmia femenina puede tener consecuencias físicas, como dolor durante la actividad sexual o tensión en los músculos pélvicos.

Es importante destacar que la anorgasmia femenina es una disfunción sexual común que puede afectar a cualquier mujer, y que puede ser tratada con éxito en la mayoría de los casos. La terapia sexual y otras terapias psicológicas pueden ser muy efectivas para abordar las causas subyacentes de la anorgasmia femenina.

Ejercicios y complementos para tratar la anorgasmia femenina en casa

Si bien puede ser causada por factores médicos o psicológicos, hay algunos ejercicios y complementos que pueden ayudar a tratar la anorgasmia femenina en casa. Aquí hay algunos de ellos:

  1. Bolas chinas para ejercicios de Kegel: Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico, lo que puede aumentar la sensibilidad y mejorar la capacidad de la mujer para alcanzar el orgasmo. Para realizarlos, lleva las bolas chinas puestas durante unas horas al día y contraiga los músculos del suelo pélvico como si estuviera tratando de detener el flujo de orina, manténgalos contraídos durante unos segundos y luego relájelos. Repita varias veces al día.
  2. Juguetes sexuales: Algunos juguetes sexuales, como los vibradores, pueden ayudar a aumentar la estimulación y la sensibilidad, lo que puede ayudar a alcanzar el orgasmo.
  3. Lubricantes: Los lubricantes pueden ayudar a reducir la fricción durante el sexo, lo que puede ayudar a aliviar la incomodidad y aumentar la sensación.
  4. Terapia de pareja: Si la anorgasmia femenina está relacionada con problemas en la relación, la terapia de pareja puede ayudar a abordar estos problemas y mejorar la intimidad y la comunicación.
  5. Ejercicio: El ejercicio regular puede ayudar a reducir el estrés y aumentar la confianza en uno mismo, lo que puede ayudar a mejorar la salud sexual en general.
  6. Masturbación: La masturbación puede ayudar a una mujer a explorar su cuerpo y descubrir lo que le gusta y lo que no, lo que puede ayudar a mejorar su capacidad para alcanzar el orgasmo durante el sexo.
  7. Terapia sexual: Si la anorgasmia femenina está relacionada con problemas emocionales o psicológicos más profundos, como la ansiedad o la depresión, puede ser útil buscar terapia sexual con un profesional de la salud mental.

Es importante recordar que la anorgasmia femenina puede ser causada por una variedad de factores y que puede llevar tiempo y esfuerzo encontrar la mejor solución.

Ahora ya conoces la anorgasmia, este trastorno que puede impedirte disfrutar de las relaciones sexuales como te mereces. Identifica el problema y comienza a trabajar en él con ayuda de los ejercicios que te hemos mostrado y de los profesionales de salud sexual que se encuentran a tu alcance.

CONTACTA CON NOSOTROS
Y SOLICITA TU TERAPIA ONLINE O PRESENCIAL
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Artículos Recomendados

Últimos Artículos