Existe un aspecto en el que se puede trabajar y que aporta resultados muy positivos: la prevención

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Los trastornos emocionales que se dan lugar en la infancia son un aspecto de la vida, por desgracia, demasiado común. Hasta hace relativamente poco tiempo, este tema era un auténtico tema tabú sobre el que había más desconocimiento y miedo que verdadera información, sobre todo, a nivel social

A pesar de que los médicos llevan décadas encargándose de tratar cualquier tipo de trastornos infantiles, lo cierto es que la información que llegaba directamente a la población era escasa y estaba llena de prejuicios. 

Por su parte, hoy en día, sabemos que la salud mental y emocional es tan importante como la salud física, por lo que hemos vivido un acercamiento a este tipo de términos en los últimos años. En la actualidad, se conocen cuáles son los principales trastornos infantiles que afectan a nuestros hijos, contamos con apoyo y ayuda de instituciones y centros de salud y conocemos los datos que nos mantienen alerta ante cualquier síntoma.

Y no es para menos, ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, la mitad de las enfermedades mentales surgen antes de los 14 años y se calcula que aproximadamente el 20 por ciento de los niños y adolescentes del mundo sufren trastornos o problemas mentales actualmente. 

El mejor método para mejorar la salud de los niños: la prevención

Las enfermedades mentales y los trastornos emocionales viven constantemente entre nosotros. Con mayor o menor implicación, pero es un hecho. Es cierto que, dentro de las características que pueden impulsar que un niño padezca una enfermedad de este tipo, la mayoría de las personas tienden a pensar que no se puede hacer mucho más por evitar este tipo de problemas. 

Sin embargo, existe un aspecto en el que sí se puede trabajar y que aporta resultados muy positivos, ya no solo en el descenso de casos de niños y jóvenes afectados por estas patologías, si no también por el correcto tratamiento de las mismas: la prevención

Gracias a los estudios iniciados en este tema, como el Máster en atención temprana online de Euroinnova Business School, cientos de profesionales de la salud mental se pueden centrar en estudiar cómo afectan estos trastornos a las vidas de los niños, qué síntomas presentan y, lo mejor, cómo podemos detectarlos a tiempo. 

Diversos estudios científicos han demostrado a lo largo de los años que la mejor ayuda ha sido y seguirá siendo la atención temprana. Así, también con la democratización de este tipo de estudios superiores, los nuevos talentos pueden formarse en un aspecto fundamental para cuidar de la salud de millones de personas en todo el mundo. 

La gran importancia de la atención temprana

Como se viene apuntando desde hace varios años, la atención temprana es el principal método con el que contamos hoy en día para  prevenir posibles trastornos de desarrollo en la infancia. Además de ser considerada un pilar fundamental para cuidar de la salud mental de los niños, la atención temprana es mucho más que un método educativo o de intervención psicosocial.

Hoy en día, la atención temprana constituye un proceso integral en sí misma, donde se reúnen diversos factores que cumplen un claro objetivo: facilitar el desarrollo de los niños en ámbitos que pueden ir desde la psicología, hasta las relaciones sociales o el propio desarrollo físico.

Además, la atención temprana, como ya comentamos, supone el principal método de prevención con el que cuenta el sector de la salud en la actualidad para evitar y controlar todo tipo de trastornos o retrasos en el desarrollo de los niños.

Gracias a la inclusión de la atención temprana dentro de los centros de salud y la aplicación de acciones de prevención, se han podido elaborar todo tipo de protocolos y estrategias completas que buscan organizar a los profesionales y actuar eficazmente ante un problema de salud mundial como lo son los trastornos de desarrollo en la infancia. 

Los efectos positivos de aplicar la intervención temprana

Después de varias décadas de estudios, hoy en día, podemos decir que la atención temprana que se vuelca en analizar diversos factores que podrían afecta al desarrollo de los niños tiene un objetivo claro e inamovible. Además de ser un método de prevención y cuidado, la atención temprana va un paso más allá, creando toda una red de acción que incluye cualquier tipo de observación y actuación sobre los más pequeños. 

En términos generales, podemos hablar de que el principal objetivo de la atención temprana es ofrecer un método preventivo que permita obtener los mejores resultados ante cualquier problema. Desde reducir ciertos efectos de un trastorno del desarrollo, hasta facilitar y optimizar el propio desarrollo, introducir mecanismos y herramientas necesarias para adaptar las necesidades de cada niño al mundo o atender, apoyar y cubrir las necesidades que las familias puedan tener a raíz de la aparición de cualquier trastorno. 

Así, además de prevenir ciertos problemas derivados de los trastornos de desarrollo, se pueden encontrar soluciones efectivas que permitirán, no solo contar con opciones más interesantes para cada niño, si no que también pueden crear una red de apoyo que eleve al máximo los progresos, mantenga al niño en un buen contexto que potencie sus habilidades y permita también un control periódico natural. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Recomendados

Últimos Artículos