Trastorno Negativista Desafiante ¿Qué es?

Características del Trastorno Negativista Desafiante y la importancia del vínculo

Todo el mundo tiene derecho a enfadarse; es legítimo discutir en ocasiones; a veces nos puede salir nuestra vena desafiante o vengativa… Intentemos que estos comportamientos sean, dentro de lo que cabe, lo más funcionales posibles. Si estás aquí es porque estás buscando información sobre el Trastorno Negativista Desafiante (TND); aquí podrás conocerlo mejor, entender por qué se comporta de esta manera y así poder ayudarlo.

¿Cuáles son las conductas desafiantes?

Las conductas desafiantes más frecuentes son:

  • Estado de ánimo enfadado o irritable, molestándose con facilidad
  • Sentirse enfadado y resentido
  • Discutir con los adultos o con quien representa la autoridad
  • Desafía o rechaza satisfacer una norma impuesta por la autoridad
  • Molesta a los demás deliberadamente
  • Culpa a los otros por su mal comportamiento o sus errores
  • Se muestra vengativo

En muchas ocasiones el niño o adolescente no se considera así como muchas veces los definimos: estado de ánimo irritado, parece que esté enfadado, que lleva la contraria y que en muchas ocasiones además de oponerse, también os desafía (tanto al profesorado como a padres y cuidadores).

Esta situación, además de no ser del todo realista, resulta muy frustrante para aquellos que les rodean.

Reñir no es la solución, castigar tampoco, culpabilizar menos… Pero el saber y comprender el trastorno SÍ que puede formar parte de ella.

En otras ocasiones, este niño o adolescente puede mostrar las conductas hostiles y agresivas del trastorno, sin problemas del estado de ánimo que se asocien, por ejemplo, a la depresión. Simplemente mostrará una conducta mucho más disruptiva y agresiva.

La historia del Trastorno Negativista Desafiante

Los niños con Trastorno Negativista Desafiante (TND) pueden haber tenido una historia parental hostil. A menudo es imposible determinar si fue el comportamiento del niño el que llevó a los padres a comportarse de un modo más hostil hacia el hijo, si la hostilidad de los padres condujo a los problemas de comportamiento del hijo, o si hubo una combinación de ambas cosas. 

Esta relación disfuncional con los padres o con los cuidadores tiene como base los problemas de gestión emocional de los niños con el trastorno. Estos niños tienen dificultades para gestionar sus emociones y, en muchas ocasiones, expresan la rabia, miedo o tristeza a través de la frustración y la agresividad hacia los padres, sobre todo a través de la frustración.

Tratar con ellos la identificación de las emociones y enseñarles a manejarlas de forma correcta, ayuda a mejorar el autocontrol y a conectar más con las emociones que sienten, facilitando una expresión emocional más adaptativa y, por consiguiente, reduciendo la agresividad y la actitud vengativa y desafiante hacia los cuidadores.

Gracias a este trabajo emocional conseguiremos reducir la frustración que sienten pero, ¿por qué se frustran y sienten aquello que les rodea tanto? ¿Por qué esa actitud vengativa y desafiante hacia los padres? La clave aquí está en cómo entienden ellos el vínculo.

El vínculo en el Trastorno Negativista Desafiante (TND)

El niño con TND sólo entiende una manera de vincular con aquellos que tiene a su alrededor, y esta manera pasa por poner a prueba el vínculo. Cómo lo ponen a prueba? La ponen poniéndote a ti a prueba en cada circunstancia, llevándote la contraria y haciendo las mil y unas hasta que, muchos padres, acaban diciéndoles a estos niños que los llevarán a un internado o bien los profesores los amenazarán con expulsar de la escuela.

Por ello es muy importante trabajar las creencias que tienen estos niños con TND respecto al concepto del vínculo, qué entienden ellos, qué estrategias tienen para vincular, qué opinan de aquellos que están a su lado.

El trabajo de reconceptualización del vínculo será muy importante para que aprendan que estar con alguien no significa que el día de mañana puede no estarlo, sino precisamente al revés, que hay que luchar para que el vínculo siga presente a pesar de los problemas externos que puedan ocurrir.

El suicidio en el TND

El TND se ha asociado a un aumento del riesgo de intentos de suicidio. Es muy importante tener en cuenta este punto y, como decimos siempre, es de vital importancia no ignorarlo y que el profesional lo abarque con preguntas directas y concisas. Los intentos de suicidio tampoco son exclusivos del TND, también aparecen en la depresión infantil y otros trastornos.  

Otros recursos de interés para el Tr Negativista Desafiante

Síntomas, causas y tratamiento del TND de TrastornoLimite.com

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
ÚLTIMAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS