Características básicas de la neurona

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Las neuronas son los componentes fundamentales y las unidades básicas de procesamiento del SN. la función principal de cada neurona consiste en recibir información y transmitirla una vez que ha sido procesada. La función integradora que realiza cada neurona constituye la base del funcionamiento neuronal.

El conocimiento de la estructura del tejido nervioso (histología) es relativamente reciente, ya que hasta finales del siglo XIX no se dispuso de métodos apropiados para visualizar la totalidad de una neurona. Fue Camilo Golgi (1843-1926) quien desarrolló un método de tinción (fijación de dicromato ósmico seguido posteriormente de inclusión en nitrato de plata). Quien sacaría partido a la técnica desarrollada por Golgi fue Santiago Ramón y Cajal (1852-1934). Nuestro eminente histólogo puso de manifiesto que cada célula nerviosa dispone de un campo receptivo (dendritas), un segmento conductor (axón) y un extremo transmisor (terminalaxónico), y que la neurona es una entidad discreta y bien definida y no una parte de una red continua como proponía Golgi. Estableció que estas células separadas se comunicaban entre sí a través de sinapsis y dedujo los principios básicos de comunicación neuronal. Dedujo los principios básicos de comunicación neuronal: la comunicación entre neuronas se establece en una dirección (principio de polarización dinámica) y no hay una continuidad citoplasmática entre las neuronas (hendidura sináptica).

Características estructurales y funcionales de la Neurona

La membrana neuronal, estructura que constituye el límite entre el interior celular y el medio que le rodea, permite a la célula funcionar como una unidad independiente. Las neuronas están rodeadas por el líquido extracelular compuesto principalmente por agua en la que están disueltas sales y muchas otras sustancias químicas. El líquido intracelular también está compuesto de agua con sales y diferentes sustancias químicas. La membrana está formada por una doble capa
de fosfolípidos. La molécula fosfolipídica consta de dos zonas: la cabeza es la parte hidrófila, mientras que las colas de ácidos grasos no tienen sitios de unión para el agua, son hidrófobas. La membrana plasmática tiene como característica esencial regular selectivamente el intercambio de sustancias entre el interior y el exterior celular. la membrana permite que se genere, conduzca y transmita el impulso nervioso, elemento básico de la comunicación neuronal. En la mayoría de las neuronas se pueden distinguir tres zonas diferenciadas: el cuerpo celular, las dendritas y el axón.

Cuerpo celular

Es el centro metabólico donde se fabrican las moléculas y realizan las actividades fundamentales para mantener la vida y las funciones de la célula nerviosa. El interior de la célula está constituido por una sustancia gelatinosa, el citoplasma, donde se localizan los mismos orgánulos que en otras células: el aparato de Golgi, los lisosomas, una gran cantidad de mitocondrias, retículo endoplasmático rugoso y liso, y diferentes estructuras fibrilares. Proteínas son elementos esenciales para las funciones de cualquier célula, las neuronas requieren además proteínas específicas para desarrollar su función especializada, la transmisión de información. Para sintetizar esta gran cantidad y diversidad de proteínas, el soma neuronal cuenta con un elevadísimo número de ribosomas y un complejo sistema de membranas. Una zona de este sistema de membranas es el retículo endoplasmático rugoso, denominado así por el gran número de ribosomas que tiene adheridos. Las neuronas presentan tal acumulación de retículo endoplasmático rugoso que éste puede ser fácilmente visible con el microscopio óptico. Se denomina sustancia de Nissl, en honor del citólogo que lo describió en el siglo XIX, y mantiene una intensa actividad sintetizados de proteínas. En el citoplasma de la neurona se localizan proteínas fibrilares o tubulares especializadas que constituyen el citoesqueleto. La organización de estas proteínas (principalmente actina, tubulina y miosina) es fundamental para formar una matriz intracelular que determina la forma de la neurona, le da consistencia y proporciona un mecanismo de transporte de moléculas en su interior. Los microtúbulos son los componentes más grandes del citoesqueleto y están directamente implicados en el transporte de sustancias en el interior celular. Los neurofilamentos o neurofibrillas son los elementos del citoesqueleto que más abundan en las neuronas.

Dendritas

Son prolongaciones del soma neuronal con forma de árbol (dendro en griego significa árbol) y constituyen las principales áreas receptoras de la información que llega a la neurona. La zona de transferencia de información de una neurona a otra es la sinapsis (término derivado del griego sunuptein, que significa juntar). la sinapsis tiene dos componentes: el presináptico y el postsináptico, que señalan la dirección habitual del flujo de la información, que se produce desde la zona presináptica hasta la zona postsináptica. Pues bien, la membrana de las dendritas va a constituir generalmente el componente postsináptico. Esta membrana dendrítica (membrana postsináptica) cuenta con un elevado número de receptores.
La mayoría de las neuronas tienen varios troncos dendríticos (dendritas primarias) que se ramifican varias veces, mediante
bifurcación, multiplicándose de esta manera el número de ramas dendríticas y, en consecuencia. La principal función de esta ramificación dendrítica es incrementar la superficie de recepción de información. Algunas sinapsis se producen sobre pequeñas protuberancias de las dendritas denominadas espinas dendríticas. La cantidad y diversidad de los contactos que establece una neurona van a depender del tamaño y disposición de sus dendritas. Tanto la disposición y amplitud del árbol dendrítico, como el número de espinas, parecen ser susceptibles de ser modificados por una diversidad de factores ambientales, constituyendo un ejemplo manifiesto de plasticidad neural.

Axón

Es una prolongación del soma neuronal, generalmente más delgada y larga que las dendritas. Cada neurona tiene un solo axón y es la vía a través de la cual la información se propaga hacia otras células. Esta porción de la neurona también se denomina fibra nerviosa.
En el axón se pueden distinguir diferentes zonas: un segmento inicial próximo al soma denominado cono axónico, el cual desarrolla una función integradora de la información que recibe la neurona, el axón propiamente dicho y el botón terminal, también denominado terminal del axón o terminal presináptico. Del axón, lo mismo que ocurría en las dendritas, pueden surgir algunas ramificaciones colaterales. Contienen vesículas sinápticas con neurotransmisores que son liberados mediante exocitosis en el espacio extracelular.
El axón no cuenta con los orgánulos necesarios para que en él se produzca la síntesis de proteínas, por lo que estas moléculas han de ser constantemente suministradas desde el soma neuronal y transportadas a través del axón. Los componentes del citoesqueleto del axón van a ser los encargados tanto de este transporte. Cuando el transporte se realiza desde el soma hasta el terminal se denomina anterógrado, siendo retrógrado cuando va desde el terminal sináptico hasta el cuerpo celular. También distinguimos un transporte axónico rápido (aproximadamente 400 mm/día) y un transporte axónico lento (14 mm/día). Se ha comprobado que un mismo microtúbulo puede hacerse cargo del transporte en ambos sentidos.
El transporte retrógrado no sólo sirve para eliminar los desechos del terminal presináptico. Entre otras funciones está la de hacer llegar hasta el soma moléculas que son captadas por el terminal presináptico, como es el caso de los factores de crecimiento nervioso. Si queremos localizar desde qué estructuras llega información a un determinado núcleo del SN o, lo que es lo mismo, dónde se encuentran los somas de las neuronas cuyos axones están sinaptando con las células de este núcleo, las técnicas de trazado retrógrado permiten conocer su situación ya que emplean sustancias que reaccionan en el interior de la neurona y cuyos productos de reacción pueden ser marcados para visualizar su trayectoria.
El flujo axónico lento interviene en el transporte de elementos del citoplasma (componentes del citoesqueleto y proteínas solubles).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Recursos de Interés

Más información sobre la neurona aquí

Artículos Recomendados

Últimos Artículos