Amígdala cerebral: características, localización y las 5 funciones básicas.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Quizás habéis oído hablar de la amígdala cerebral, esta pequeña zona del cerebro, pero con funciones muy importantes. 

Primero de todo, ¿DÓNDE LA UBICAMOS? La amígdala cerebral es una región del denominado sistema límbico.

amígdala cerebral

Funciones de la Amígdala Cerebral

Las funciones básicas de la Amígdala cerebral son 5:

  1. Recepción de la información del entorno
  2. Anticipación de una respuesta emocional
  3. Consolidación y almacenamiento de la información emocional
  4. Modula emocionalmente la memoria episódica
  5. Desarrollo de la cognición social

A continuación os explicaremos cada una de estas funciones de la amígdala, estructura cerebral muy estudiada en el mundo de la neurociencia:

1. Recepción de la información del Entorno

La amígdala cerebral se encarga de recibir información del entorno y captar los estímulos que considera significativos, es decir, importantes para nosotros.

Por ejemplo, si hace poco tiempo tuviste una pesadilla con una persona que llevaba un sombrero negro, cuando veas un sombrero o una gorra negra, tu atención se dirigirá a ella con más facilidad. Esta dirección de la atención a un estímulo saliente (el sombrero negro) es debido a la amígdala.

2. Anticipación de una respuesta emocional

La amígdala anticipa una respuesta emocional ante estos estímulos previamente detectados.

La amígdala nos pone en marcha y nos prepara para este estímulo (nos puede generar taquicardia, tensión muscular, aumento de la respiración, dilatación pupilar, etc.).

Un ejemplo práctico donde interviene la amígdala como estructura que recibe información y pone en marcha estructuras motoras y emocionales, es a través de la música. 

Diversos estudios han demostrado que la amígdala cerebral es una de las estructuras cerebrales más relevantes en la respuesta emocional a un tipo de música.

Se ha hallado que aquellas personas que tienen una lesión de la amígdala no tienen problemas con la percepción musical, pero no pueden reconocer la música atemorizante, aunque sí podían diferenciar la música alegre y la triste. Así pues, las lesiones de la amígdala afectan al reconocimiento de un estilo musical que normalmente se asocia con miedo.

3. Consolidación y almacenamiento de la información emocional

Otra de las funciones que tiene la amígdala es  la de consolidar y almacenar información emocional, experiencias emocionales que nos marcaron.

Por poner un ejemplo: ¿Quién no recuerda su primer beso? 

4. Modula emocionalmente la memoria episódica

La memoria episódica es aquella memoria que nos ayuda a recordar sucesos autobiográficos: momentos vividos en nuestras vidas, emociones asociadas, etc.

Por ejemplo, es probable que todos y todas recordemos qué estábamos haciendo y dónde nos encontrábamos el día del atentado de las torres gemelas, cuando recibimos la noticia (volvía de un viaje con mi familia; estaba en casa mirando una película; estaba con mis amigas tomando un café, etc.). Esto es memoria episódica (un acontecimiento de nuestra vida, vivido directa o indirectamente), que la amígdala se encarga que recordemos ya que para nosotros/as fue muy chocante y, consecuentemente, esta pequeña región consideró que no debíamos olvidar.

Modular la memoria episódica significa, en este caso, reforzar el trazo de memoria de aquél acontecimiento para que lo recordemos como si fuera ahora.

5. Cognición social

La amígdala cerebral se activa cuando vemos personas de otra cultura y, también, a la hora de analizar si un rostro nos transmite confianza o, por el contrario, es mejor que nos alejemos. 

En la cognición social también interviene otro elemento, la oxitocina, que además se libera en nuestro cerebro cuando la amígdala está más activada para contrarrestar su nivel de activación.

LIBRO RECOMENDADO POR ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

La amígdala y las emociones

La amígdala cerebral se relaciona directamente con la identificación y expresión de las emociones, y específicamente de dos: el miedo y el desagrado. Vamos a estudiar la relación de la amígdala y las diferentes emociones:

La amígdala y la emoción de miedo

La amígdala controla la integración de los componentes del miedo. 

La amígdala se localiza en los lóbulos temporales y se compone de 12 grupos de núcleos, cada uno de los cuales con varias subregiones. Hablaremos del núcleo lateral, basal y central.

La activación del núcleo central induce una serie de respuestas emocionales emocionales. El núcleo central es la región más importante del cerebro para la expresión de respuestas emocionales provocadas por estímulos aversivos. Si se elimina el núcleo central, tendremos los siguientes efectos:

  • La respuesta de miedo desaparece
  • Las personas se muestran dóciles
  • El nivel en sangre de hormonas relacionadas con el estrés es más bajo
  • Son menos propensos a padecer úlceras u otros tipos de enfermedades provocadas por el estrés

Lo más importante del núcleo central es la capacidad de aprender que una determinada situación es peligrosa o amenazante.

La amígdala cerebral está involucrada en R de vital importancia para la supervivencia, regulada por la corteza prefrontal ventromedial, que juega un importante papel en el control de la expresión de las R emocionales (participa en el proceso de aprendizaje de la extinción).

También se sabe que las personas con lesiones de la amígdala tienen dificultades para adquirir respuestas emocionales condicionadas. Las lesiones de la amígdala también interfieren en los efectos de las emociones sobre la memoria.

La amígdala y la emoción de desagrado

Diversos estudios han encontrado que el daño de la corteza de la ínsula y los núcleos basales perjudica la capacidad de las personas para reconocer las expresiones faciales de desagrado.

Tanto percibir un olor desagradable como ver la cara de una persona con una expresión de desagrado activan la corteza de la ínsula. En la ínsula se halla la corteza gustativa primaria.

Conclusión

Estas son, en conclusión, las 5 funciones principales de la amígdala.

Por tanto, la amígdala cerebral es una región importantísima en nuestro cerebro ya que gracias a ella podemos experimentar y expresar una gran cantidad de emociones y sentimientos.

Bibliografía

Del Abril Alonso, A., Ambrosio Flores, E., de Blas Calleja, M.A., Caminero Gómez, A.A., Lecumberri, C.G., y de Pablo González, J.M. (2016) Fundamentos de Psicobiología. 1ª edición. Madrid: Sanz y Torres.
Redolar, D. (Ed.) (2014). Neurociencia cognitiva. Madrid: Panamericana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Recursos de Interés

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

Artículos Recomendados

Últimos Artículos