Las relaciones interpersonales son un tipo de interacción necesaria para todo ser humano.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Las relaciones interpersonales son un tipo de interacción necesaria para todo ser humano, pues este posee no solo la capacidad de comunicarse sino también la necesidad de hacerlo, con el fin de aumentar su conocimiento y asegurar su supervivencia.

La comunicación entre individuos ocurre por instinto, por ello se puede mencionar a varios tipos de comunicación sin tener que incluir lenguaje hablado en él, en este artículo te hablaremos especialmente de las relaciones, qué son, su importancia y algunos factores que se involucran en las diferentes relaciones interpersonales del ser humano.

¿Qué son las relaciones interpersonales?

Las relaciones interpersonales abarca toda aquella relación que pueda mantenerse entre seres humanos, puede ser una relación de amistas, familiar entre padres e hijos, relación de pareja o entre compañeros de trabajo, escuela y universidad, estas forman parte importante de nuestra vida, sin que las mismas impliquen un vínculo de confianza o intimidad.

Las relaciones como ves incluyen la interacción con otras personas, ya sea en un entorno familiar, laboral o en otros grupos sociales lejos del núcleo familiar, sin este tipo de relaciones se dice que el ser humano no podría sobrevivir, pues nos encontramos en constante evolución y además tenemos el instinto de aprender, conocer, experimentar y lograr nuestro propio bienestar.

¿Cuál es la importancia de las relaciones?

Como te hemos mencionado, las relaciones motivan la interacción entre seres humanos, esta interacción también puede ser llamada afiliación, y se refiere a que es una necesidad del ser, fundamental para su existencia individual y colectiva.

Un ejemplo de esta afiliación ocurre con los bebés, por ejemplo, de estos no contar con personas adultas que pudieran cuidarlos y alimentarlos, los bebés no lograrían una vida muy larga y de calidad justa para que estos crezcan y continúen con la evolución.

Existen algunos beneficios de la afiliación como:

  1. Comparación social
  2. Reducción de ansiedad
  3. Búsqueda informativa

1- Comparación social

Cuando una persona se encuentra frente o dentro de una situación en particular, sin conocimiento acerca de cómo debe actuar, esta simplemente puede notar el  comportamiento y actitudes de personas a su alrededor para diagnosticar y  adoptar cual puede ser la reacción correcta ante tal situación.

2- Reducción de la ansiedad

En ejemplo de la definición anterior, frente a una situación particular en la que un individuo se encuentre bajo un estado ansioso o nervioso, este preferirá encontrarse en la misma situación pero con alguna compañía, pues la interacción con otros individuos puede implicar distracción de tal situación, así mismo reducir el nivel de estrés que pueda tener esa persona, al “olvidar” el por qué se encuentra en el lugar en primera instancia.

Por otro lado, el efecto de reducción de ansiedad no siempre es efectivo si la persona que acompaña se encuentra bajo los mismos efectos, estos al contrario pueden provocar aún más ansiedad, a esta señal la podemos vincular con la que hemos mencionado anteriormente, la comparación social, si el ser humano nota que esta frente a un grupo con actitudes ansiosas, el mismo intentara averiguar por qué se encuentran en ese estado y quizás adoptar el mismo nerviosismo.

3- Búsqueda informativa

En otro escenario, esta vez frente a una situación grave o de peligro, los individuos pueden buscar por compañía que les permita sacar información acerca de cómo se debe afrontar el peligro.

A pesar de estos puntos, la afiliación no solo ocurre al momento de que personas se encuentren en situaciones de peligro, estrés o incertidumbre, la necesidad de compañía y relación con otros también puede ocurrir en diferentes situaciones de agrado para el ser humano, pues esto aumenta el bienestar ligado al afecto así como los vínculos sociales que permitan buenas experiencias, con ello un incremento del autoestima.

¿Cómo se vinculan las relaciones y el bienestar?

Las relaciones están vinculadas principalmente con el bienestar, aunque el mismo pueda resultar en malestar y sufrimiento, de allí que hasta la fecha y desde toda la historia de la humanidad, existan los aspectos negativos como la baja autoestima, la depresión y la falta de habilidades sociales que al fin solo intensifican los demás aspectos negativos.

Inicio de las relaciones interpersonales

Todavía hoy día existen personas que en toda su vida apenas han conocido a un pequeño grupo de personas, como ejemplo se puede mencionar algunas tribus que mantienen su población únicamente para los suyos, fuera de límites territoriales estos no interactúan con otros individuos ni tienen la necesidad de conocerlos.

Frente a este concepto se pueden plantear algunas preguntas importantes, como ¿De qué depende o por qué en necesario entablar amistad con otras personas?

Esta disyuntiva puede responderse con algunos puntos a continuación:

1- Importancia bajo el contexto social

El ser humano por instinto buscara la aprobación de su grupo social, por esto que según diferentes culturas exista la necesidad de contraer matrimonio o iniciar una relación cuando ocurre algún tipo de atracción entre los individuos.

Hay inclusive culturas que aceptan las relaciones afectivas solo si estas cuentan con la particular emoción de atracción, definiendo esta como una parte importante e indispensable para la durabilidad de las relaciones, hablando en este caso especial de las relaciones amorosas.

2- Atracción

La atracción es un tipo de fenómeno que ocurre mayormente al momento en el que un individuo siente el instinto de vincularse o entablar algún tipo de relación con otra persona,  esto puede ocurrir de manera voluntaria por un lado, pues si bien al comienzo puede existir atracción, dependerá del individuo y de su capacidad y habilidad social iniciar una interacción con la otra persona.

Una vez establecida la relación, si no se mantiene la atracción entre ambas partes, son mayores las probabilidades de que estos permanezcan en contacto aun y cuando las condiciones que motivaron a las dos personas a relacionarse desaparezcan, un ejemplo de ello puede mencionarse en algún ámbito laboral, en el que se mantenga alguna relación amistosa o amorosa luego de no encontrarse en el mismo espacio laboral.

3- Familiaridad

Es más frecuente que las personas con las que se mantiene mayor contacto sean con las que se establezca una relación amistosa o amorosa, dado a que el tiempo en el que se interactúa ayuda a que ambas partes se sientan más seguras entre sí, puede motivar la confianza entre compañeros, por lo que la atracción puede surgir gracias a la sensación de familiaridad que sucede entre los pares.

Esto se debe también a que de manera intuitiva, mientras más se conoce a otra persona, la capacidad para predecir su conducta aumenta y así se investiga a la par si esa persona comparte actitudes con uno mismo.

4- Semejanza

Esta puede ocurrir en diferentes aspectos como: la personalidad, en las actitudes o en el “yo” ideal, en este punto se puede decir que la semejanza puede ser gran motivadora para que nazca la atracción, pues mientras más se encuentren similitudes entre los pares, más atraídos podríamos sentirnos hacia esa persona.

Características influyentes en la atracción

  • Comprensión
  • Capacidad para captar sentimientos de los demás (empatía)
  • Lealtad
  • Alegría
  • Sinceridad

Por otro lado existen algunas características de la conducta humana que son menos valoradas al momento de considerar alguna interacción social con personas que muestran:

  • Narcisismo
  • Violencia
  • Comportamientos caprichosos
  • Agresividad
  • Dominancia

Una nota adicional se puede incluir en este apartado, pues se dice según estudios que personas que muestran grandes cualidades junto a algún defecto, son consideradas más atractivas que aquellas que no demuestran características negativas en lo absoluto.

El amor como factor influyente de la atracción

El amor se define como un fenómeno que ha adoptado tantos conceptos a lo largo de la historia, dependientes según el contexto y parámetro social bajo el que se le dé un significado, que es complejo darle un concepto directo acerca de lo que se refiere el término “amor” sin embargo, aquí te mencionamos un resumen de lo que se trata en general esta palabra:

Usando como base el contexto más general y universalmente usado como “enamoramiento” de este partes diferentes clases de amor, las cuales vinculan algunos factores como: la intimidad, compromiso y pasión.

No todos entrelazan cada factor, pues cada uno menciona distintos casos en los que surge un tipo de amor, estos pueden ser de amor romántico o enamoramiento, amor compañero, fatuo y completo aunque existen derivados como el amor ludus, practico y maniático.

Amor romántico

Como ya te mencionamos este también es llamado enamoramiento y es el más extendido en la sociedad aunque este puede no ser tomado como un motivo suficiente para garantizar el bienestar y durabilidad de una relación, algunas culturas lo ven como un indispensable para establecer un relación feliz, este como ingrediente para la felicidad y satisfacción dentro del matrimonio.

Dentro de este tipo de amor existen algunas características que se dice, cada individuo debe sentir para considerarlo como el tipo de atracción causada por el enamoramiento, de estas características las más relevantes son: deseo sexual, celos, preocupación por el bienestar de la otra persona, pensamientos de incertidumbre cuando el compañero no está cerca y excitación en general.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos Recomendados

Últimos Artículos