La probabilidad de sufrir Fobia Social disminuye con la edad, siendo su aparición más frecuente en la adolescencia.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

Evolución de la Fobia Social

En cuanto a la evolución del trastorno, se ha observado que con la edad disminuye la probabilidad de padecer Fobia Social, es decir, es menos probable que vuestra hija con 20 años desarrolle Fobia Social en comparación a si tuviera 15 años.

Es más frecuente en las chicas, aunque en el caso de chicos es más frecuente que se asocie a un Trastorno Negativista Desafiante o un Trastorno de Conducta Infantil.

Aunque es más frecuente que aparezca en la adolescencia, con más miedos y evitaciones, es en la infancia cuando ya se empieza a observar una historia de timidez o de inhibición social. 

Otro dato interesante a añadir, es que sólo la mitad de las personas que padecen este trastorno buscan ayuda, y no cuando es más probable que aparezca (15-20 años) sino más adelante. Por ello es muy importante vuestra figura como padres y madres, que podáis detectar rápidamente el trastorno y ponerlo en manos de un profesional; según los estudios, mejor si la terapeuta es mujer.

Comorbilidad de la Fobia Social

También se sabe que 7 de cada 10 personas que padecen Fobia Social también presentan otro trastorno asociado. Ahora bien, ¿cuáles son los más frecuentes? Es más probable que vaya asociado a otro Trastorno de Ansiedad (como la Fobia Específica), a un Trastorno por Consumo de Sustancias o al Trastorno Depresivo Mayor -véase Depresión Infantil para conocer más el trastorno-.

En el caso de los niños y niñas con Fobia Social, es más frecuente que esté asociado con el Autismo -véase “Qué es el autismo infantil” para ver en qué consiste el trastorno- y con el Mutismo Selectivo Infantil.

Diagnóstico Diferencial de la Fobia Social

Y ahora que sabemos Qué es la Fobia Social, ahora veremos qué no es:

  • Agorafobia: el motivo por el que evitan las situaciones sociales es diferente al de la Fobia Social, en este caso es porque perciben que escapar de esa situación sería difícil.
  • Ansiedad por Separación (TAS): la evitación de los entornos sociales viene dado por la preocupación por la separación de las figuras de apego, y en ningún caso por la evaluación negativa de los demás.
  • Mutismo Selectivo Infantil: sólo evitarán aquellas situaciones en las que han de hablar, pero si no han de hacerlo no presentarán problemas.
  • Trastorno del Espectro Autista (TEA): a diferencia del TEA, en la fobia social se pueden tener relaciones sociales apropiadas para la edad, además de tener una comunicación social más desarrollada que en el TEA.
  • Trastorno de la Personalidad Evitativa: las personas con este trastorno de personalidad evitan más situaciones que en la fobia social.

 

Bibilografía

American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: Author.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Recursos de Interés

Suscríbete a nuestra Newsletter

Conoce los últimos artículos y disfruta del mejor contenido de Psicología.

Artículos Recomendados

Últimos Artículos