La pregunta de ¿Tengo insomnio? es común entre aquellos que duermen poco.

Orientación Psicológica

Orientación Psicológica

Psicólogos especializados en trastornos del neurodesarrollo.

La respuesta a la pregunta del título es claramente NO. Es importante diferenciar algunas variables normales del sueño del trastorno de insomnio. En este artículo hablaremos sobre las diferencias entre aquellas personas que necesitan dormir más o menos, la prevalencia sobre el insomnio y otros problemas que puede acarrear el insomnio.

¿Tengo insomnio? 2 tipos de dormidores

Preguntarse sobre si una persona tiene insomnio al tener dificultades para dormir es muy común, pero recordemos que aunque tener dificultades para dormir es un requisito para el trastorno de insomnio, tener dificultades NO es suficiente para considerar que tienes insomnio. Estas dificultades pueden aparecer por:

  • Existe alguna situación que te preocupa, y a la que le destinas una gran cantidad de tiempo
  • Has vivido alguna experiencia emotiva (tanto positiva como negativa, aunque suele predominar la negativa) y ello te dificulta conciliar el sueño
  • Tienes hábitos del sueño que no son los adecuados (fumar, beber, hacer ejercicio antes de ir a dormir…)
  • Estás en una etapa de tu vida en la que el estrés te acompaña continuamente
  • Etc.

También es importante cuando te preguntas: ¿tengo insomnio? también preguntarte: ¿necesito dormir mucho o poco?

Hay algunas personas que necesitan dormir poco (lo que se conoce como “dormidores cortos”), pero no existe en ellos una dificultad para quedarse o permanecer dormidos ni tampoco presentan los síntomas diurnos característicos (fatiga, problemas de concentración, irritabilidad, etc.).

Frecuencia del Insomnio

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente  y sucede de forma más frecuente en mujeres

Es poco frecuente que comience en la infancia o la adolescencia, por tanto, es un trastorno mucho más frecuente en adultos y ancianos.

En la infancia, las dificultades del sueño pueden venir de factores de condicionamiento. Por ejemplo, puede que un niño no aprenda a quedarse dormido sin tu presencia; o sin horarios constantes de sueño o de rutinas a la hora de ir a dormir (bañarse, después limpiarse los dientes, ponerse el pijama…).

En los adolescentes, lo más frecuente es que el insomnio se desencadene por los horarios de sueño irregulares. Es decir, un día ir a dormir a las 00.00h porqué ha estado estudiando; otro día a las 03.00h porqué se ha entretenido jugando a la play… en este sentido, las malas higienes del sueño empeoran el curso del insomnio.

¿Qué otros problemas puede acarrear el insomnio?

Las personas con estas dificultades pueden presentar Depresión infantil (aunque ligera) y Ansiedad. También se ha visto que aquellas personas que tienen insomnio presentan:

  1. Un estilo cognitivo preocupadizo: existe una preocupación continuada respecto a un tema, siendo esta preocupación la que domina prácticamente las actividades que realizas durante el día.
  2. Un estilo de resolución de problemas centrado en las emociones: la forma de afrontar una situación estresante pasa por enfocarte únicamente en la emoción que esa situación te genera, dejando de vista las alternativas para solucionar el problema.
  3. Un foco de atención somático: la atención selectiva se focaliza en los síntomas que se expresan en tu cuerpo.

Ahora bien, es cierto que el insomnio se observa de forma más frecuente como trastorno comórbido con otro trastorno mental (por ejemplo, Trastorno Bipolar, Depresión infantil y Ansiedad) que como a un trastorno independiente.

Vuelve a preguntarte: ¿tengo insomnio?

Después de leer este artículo, ahora puedes volver a preguntarte si tienes insomnio únicamente por dormir poco, y muy posiblemente la respuesta a la que llegues sea la misma que la que te hemos ofrecido al inicio: tener insomnio es mucho más que dormir poco.

También te ofrecemos otros recursos de interés:

Consejos para combatir el insomnio de Sanitas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE MUNDO PSICOLOGÍA